TODD RUNDGREN-A WIZZARD, A TRUE STAR



Increíble, asombroso, son un ejemplo de los calificativos que reconocidos críticos y periodistas lanzaron al escuchar esta obra maestra del siglo XX.
Y como tal deber ser tratada: de obra maestra. Parecía que tras la publicación de Something/Anything en 1972, Todd Rundgren había tocado techo; había alcanzado su cénit. Pero lo mejor estaba por venir ya que apenas en un año publica su segunda obra maestra, A Wizzard, a True Star. Digo su segunda ya que personalmente considero Something/Anything como su primera gran obra. Si éste álbum ya nos descolocó, este nos lleva por un laberinto sónico del cual hay que estar preparado para salir vivo.
A Wizzard, a True Star, es magia, es como Alicia en el País de las Maravillas llevada al mundo de la música o Peter Pan, ya que de hecho el segundo corte del disco es Never, never land de la obra de Broodway.
A Wizzard, a True Star, en definitiva es una de las obras cumbre de la música. Iba por un momento a decir música progresiva, pero no. A Wizzard...es Rock, es Pop, es Soul, es...MÚSICA en mayúsculas.
Diecinueve cortes musicales sin apenas interrupción; una amalgama de sonidos, estilos, instrumentos... y al final una conjugación perfecta.
Y es que el título ya lo dice todo, Todd es un mago: El mago. Y es que desde International Feel hasta Just One Victory, se sucede pura magia: una mezcla perfecta de sonidos y estilos que muy pocos han sabido mezclar como El Mago.
El summum llega en el medley soul que abre con I'm So Proud de Curtis Mayfield. Pero ¿cómo se puede mezclar música Soul con otros estilos dando lugar a un producto tan progresivo? os preguntaréis muchos. Pues, lo dicho, magia. De hecho Todd siempre se ha considerado un seguidor de la música Tamla y esta influencia la mantendrá viva en casi toda su obra.
Bueno, me resulta difícil decantarme por una obra de Todd Rundgren ya que, tanto A Wizzard, a true Star como Something/Anything o incluso obras superprogresivas como el primer álbum que grabó con Utopia me parecen sublimes, pero A Wizzard, a true Star es especial y es una obra que todo aquél amante del Rock debería escuchar al menos una vez en la vida.
Otros puntos a destacar son los músicos que lo acompañan entre los que se encuentran viejos conocidos del Mago como Michael y Randy Brecker, John Siegler, John Siomos y Rick Derringer entre otros y la portada del álbum, una maravilla de la historia del arte en el Rock.
Una obra maestra y sin dudarlo, uno de los 10 álbumes que me llevaría a una isla desierta.
 
Portada interior del disco


A principios de este año 2010, Todd Rundgren realizó una serie de conciertos en los que se interpretaba íntegramente el álbum comentado. Los conciertos fueron espectaculares contando para ello con un buen montón de vestidos y disfraces. Según el propio Todd, quiso darle la máxima teatralidad posible.
“When I decided to do the whole of this record live, I thought about the best way to make it really theatrical,” Rundgren told Classic Rock.

“At first I was gonna bring in acrobats, clowns and animals – to make it something of a circus. But that just wasn’t practical. But I knew that this couldn’t just be about the music. I needed a striking visual element. So what I’ve done is create a dressing room on stage.

“During the gig, I make about 12 changes, in a dressing room mocked up behind a curtain. This gives everything a certain magic feel, because I am effectively changing right in front of the fans! And there’s the tension of wondering whether I can get it done in time to make my musical cue.
“So, I’ll be relaxed and singing something like Never Never Land, then have to dash and change while the band carry on. I hope the audience find it interesting.”

Un cambio interesante fue la de colocar International Feel al final de cada concierto ya que, según el artista encajaba mucho mejor así. Hay que tener en cuenta que el álbum de 1973 estaba dividido en dos actos que coincidían cada una con cada cara del vinilo (ventajas del vinilo respecto al CD) e International Feel abría el disco, pero en esta ocasión, Todd Rundgren decidió ponerla como cierre en cada show.

En la misma entrevista que salió publicada en Classic Rock Magazine, Todd Rundgren habla de grabar la gira norteamericana y publicarla en DVD. Respecto a ésto intentaré mantenerme informado a través de tiendas especializadas en Barcelona. Cuando sepa algo os lo comunicaré.


 
Y como muestra de que no os engaño respecto a su calidad, os dejo con
Sometimes I don't Know What to Feel.









8 comentarios

Paco dijo...

Excelente post. Uno de mis ídolos. Cantidad de material de abrumadora calidad, desde que estaba con Utopía.
Aprovecho para pedirte disculpas por un comentario despectivo que hice un día, no recuerdo en qué blog, donde arremetí "contra ti", porque comentaste algo sobre que Ringo no era un buen batería. Como un capullo beatlemaníaco desquiciado, dije alguna estupidez. Llevo dándole vuelta a ésto desde hace tiempo y no podía pasar más sin pedirte perdón. No es mi estilo no respetar a quien tiene todo el derecho del mundo a expresar su opinión, aunque no esté de acuerdo con ella, de hecho tengo varios amigos que piensan como tú. Lo dicho, Benet, no sé si te acordarás, pero perdona aquella gilipollez. No tenía la conciencia tranquila. Saludos.

Víctor Hugo. dijo...

Uno de los maestros musicales a la hora de la producción. Tengo un recopilatorio doble de él y su primer disco con cosas de los 70 es abrumador.
En cuanto a lo de Ringo, ni me va ni me viene la cuestión, pero leí unas palabras textuales suyas en las que decía reconocer no saber tocar bien la batería sólo con un metrónomo o como se diga, si no era acompañando e integrándose con el resto de los instrumentos de la banda. No sé si explica algo de su técnica o lo que sea, de todas formas su sonido me gustaba... ¡Saludos!:)

TwoHeadsOneBrain dijo...

Buuuf...Tod Rundgren. Hará treinta años, más o menos que escuche, no sé, ¿seiscientas o setencientas veces? el Somenthing /Anything. En un bar de mi ciudad este disco fue la cumbre en el garito durante meses y claro, el roce hace el cariño y yo me enganché a este monstruo de la composición.
Que bonito post Benet, cuantos recuerdos y que cúmulo de emociones.
Un saludo.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Justamente este fin de semana estuve escuchando este disco de Todd, uno de mis favoritos junto a "Nearly Human" y "The Ballad of.."
Gran post ,se nota que eres fan,y da gusto!
long live Todd.
sabes la anecdota de un ladron que entro en el estudio de Todd en Woodstock, le ato a una silla y mientras estuvo vaciando todo su estudio, le estuvo silbando "I saw the light" todo el tiempo! El propio Todd lo contaba en una entrevista!
un abrazo

Tsi and jesse

Evánder dijo...

Ostras, cúanto tiempo sin escuchar el "Sometimes I don't know".

Saludos!

Benet García dijo...

Paco: perdonado, no pasa nada. De hecho no llegué a leer el post. Pero bueno, para eso estamos, para discutir.
Por cierto, no se porqué no te tenía en mi lista de blogs (???) Ya te he hecho un link.
Un saludo y ¡atento! van a ir viniendo posts de Todd Rundgren.

Otra cosa, insisto en lo de Ringo. jejejeje.



Victor Hugo: Genial como productor, como compositor y como músico. Su técnica en las 6 cuerdas es impresionante y su capacidad vocal, tremenda.

TwoHeadsOneBrain: Lo mismo que le dije a Paco en el comentario más arriba, ¡atento, que vienen más post de El Mago!


4 strong winds and 7 seas: Pues no lo sabía lo del ladrón. Joder, menuda anécdota.

Evánder: La 'grandeza' de los blogs de ir recuperando cosas olvidadas.
El Sometimes I don't Know es única.

Perem dijo...

Todd Rundgren!!!! es escuchar o leer este nombre y es automatico, siempre me viene a la cabeza la guitarra del Bat out of Hell de Meat Loaf. Grandioso el trozo en que imita un motor de una moto.

Se le saluda

Benet García dijo...

Perem: Todd es muy conocido como productor y lógicamente por sus discos, pero hay que tener en cuenta que es un gran guitarra y un mejor vocalista. Como músico y compositor es excepcional.
Bueno, el Bat out of Hell es tan solo un ejemplo de tantos. Allí donde interviene se nota.