40 AÑOS DE THE CONCERT FOR BANGLADESH


40 años va a hacer el próximo agosto este gran concierto que tuvo lugar en el Madison Square Garden de New York en 1971.
Fue este pasado fin de semana cuando decidí darle una ojeada al DVD y me di cuenta del año, 1971 y entonces tuve aquella sensación de ¡j...como pasan los años!
Pero lo que más me hizo tomar conciencia de la edad ¡jodida edad! fue cuando ví el segundo DVD con las entrevistas mucho más contemporáneas de los músicos que participaron en el macroevento de 1971. ¡No veas como está Leon Russell y Ravi Shankar!, los más tocados por el paso del tiempo.
Desde luego mi conciencia no estaría tan agitada si actualmente pudiera disfrutar de músicos con conciencia social y la capacidad intelectual y creativa de George Harrison, un artista capaz de organizar y movilizar a todo aquel elenco de grandes artistas como Bob Dylan, Eric Clapton, Leon Russel o Billy Preston para ofrecer uno de los mayores conciertos musicales de la historia.
Pocos han conseguido algo así, de hecho tan solo me viene a la memoria Bob Geldof, logrando movilizaciones de masas para un fin loable.
Pero como dije al principio, el tiempo pasa y ahora veo muy difícil que se produzca un evento como The Concert For Bangladesh.
En cuanto al domingo que pasé ayer viendo el concierto poco os he de comentar a la mayoría de vosotros, amantes del Rock. Uno de los más espectaculares eventos musicales (junto a la despedida de The Band en The Last Waltz) que podemos disfrutar en DVD. ¡Increíble!
La primera parte dedicada a la música india en la cual se lleva el protagonismo Ravi Shankar es la que menos me gusta. Ésto no quiere decir que sea menos interesante sino tan solo que la música india no me motiva ni de lejos como la segunda parte pero solo tuve que esperar un poco hasta que apareció George Harrison iniciando el concierto con la magnífica Wah-Wah.
Personalmente sentí una agitación especial cuando interpretó Beware of Darkness, una de aquellas canciones que me llegan directamente. Así hasta la preciosa Bangla Desh que da final al concierto.

En fín... 40 años ya. Para reflexionar.




12 comentarios

Aldo dijo...

Es así, querido Benet.. ¡El tiempo pasa para todos!.. Ja ja.. Igual que buena oportunidad para ver este concierto.. ¡Y "El ultimo Vals", que justo el otro día la vi por televisión! Saludos

Paco dijo...

Estupendo recuerdo. Desde luego hay un antes y un después de este concierto. Harrison demostró una conciencia solidaria que hizo ver a mucha gente que el mundo del rock también tenía ideales. Aparte de esta importancia social, la calidad musical fue brutal. Lo del paso del tiempo...no tiene remedio. Pero lo malo no es como están Shankar o Leon Russell, sino los que no están. Recuerdo que mi hermano mayor me llevó a Sevilla a ver la película que tardaría mucho en llegar a Huelva. Ya me había regalado el disco. Un mes más tarde di una charla en un instituto. Tenía quince años. Parece que fue ayer. Pd:
El Último Vals y el Live Aid del 85 también fueron fantásticos. La intro de Wah Wah es es es...
Un abrazo, Benet. Me has hecho reflexionar.

Luther Blues dijo...

A mi parecer el concierto de Bangladesh fue glorioso por la epoca en que se produjo (la mejor decada musical de la historia)en donde abundaba el talento ,con solo repasar el line up basta y sobra
No creo que hoy en dia se lo pueda igualar (en talento y convocatoria )
Un abrazo Benet y buena semana

ElkeSea dijo...

merde, como pasa el tiempo

Benet dijo...

Aldo: es cierto. Tendré que hacerme a la idea.

Paco: Me falta ver el Live Aid del 85.

luther blues: Totalmente de acuerdo contigo en que la década en que se produjo el concierto fue la mejor década musicalde la historia.
Tienes toda la razón.

ElkeSea: Time goes by.

Unknown dijo...

vivan los conciertos beneficos, desd ese entonces este tipo de conciertos nos han traido inmemorables momentos y grandes sorpresas como las reuniones de Led Zeppelin o de Pink Floyd, esa adoracion q tenia Harrison por la cultura oriental queda completamente plasmada aqui

saludos!

Anónimo dijo...

Mi primer DVD, aun recuerdo como nos impresionaba a mi y a unos colegas Ravi Shankar, el sitar es imnotizante!

lennon dijo...

¡Qué gran recuerdo! Aparte de los Festivales masivos que se hicieron por entonces [Woodstock, Isle Of Wight, etc] este Concierto convocado por George convocó una selección de músicos impresionantes. Me precio de tener este concierto en su edición original de vinilo. Es un álbum triple. Hubo también una edición De Luxe en una caja. La carátula es tan conmovedora y siginificativa como la música y el motivo que llevó a la realización del Concierto. Habla del compromiso con la realidad que se tenía por aquel entonces, como también lo hacía Lennon con otras causas. En relación a si hoy sería posible algo parecido, el propio George convocó una constelación de grandes, aún después de muerto. Al año de su fallecimiento, se hizo el Concert For George en el Royal Albert Hall, el 29 de noviembre de 2002, donde volvió a estar Ravi Shankar y su hija Anoushka, Eric Clapton, Tom Petty, Jeff Lynne, Ray Cooper, Gary Brooker, Billy Preston, Ringo Starr, Paul Mc Cartney, The Monty Python, entre muchos otros, organizado por el hijo de George, Dahni [que también participa musicalmente] y su viuda Olivia. Este es un concierto que viene muy bien volver a verlo junto con el Concierto para Bangla Desh.
Saludos a todos desde Uruguay.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Time waits for no one!
Voy a ponerme ese DVD del concierto!
un abrazo

Benet dijo...

Miguel: Es verdad, Harrison era un devoto de todo lo que olía a iscienso. En este macroconcierto aunó como nadie la música occidental y la oriental.

bitelino: Es hipnotizante pero según como puede resultar un pelín pesado. Bueno, es que a mí no me gusta mucho la música india.

lennon: pues voy a cogerme el concierto de homenaje que le hicieron a George Harrison. Precisamente lo tenían también en la misma biblioteca de donde cogí el de Bangladesh.

4 strongs winds and 7 seas: Póntelo y nos lo comentas.
Time waits for no one! Gran razón.

Evánder dijo...

Primer concierto benéfico de esta envergadura que se celebraba en todo el mundo, 40000 espectadores, casi ná.

Un abrazo!

Benet dijo...

Evánder: 40.000 no está mal. No sabía que fuera el primero. Pues salió genial.

Un abrazo