TODD RUNDGREN - INITIATION

Después de su recién estrenada etapa con Utopia y de la grabación de uno de los mejores discos de Rock Progresivo de todos los tiempos titulado Todd Rundgren's Utopia  del que ya hablé en un anterior post, Todd se lanza nuevamente en solitario, pero no vuelve al estilo tan ecléctico que le caracteriza su carrera pre-utopia sino que sigue el progresismo de su anterior álbum.
Initiation, grabado en 1975 es un buen álbum pero, sinceramente, queda lejos de sus obras anteriores, especialmente las grandes producciones como Something / Anything? o A Wizard A True Star.
De Initiation no podemos destacar grandes momentos, salvo Real Man, imprescindible en sus conciertos, Initiation o la bellísima Fair Warning, todas ellas en la primera cara del disco que, todo hay que decirlo, es la cara más rockera.
Pero en la segunda cara todo cambia. Se trata de un extenso y, tengo que decir, algo pesado, experimento musical progresivo sin interrupción de unos treinta minutos que nada tiene que ver con lo hecho con Utopia.
Importante es nombrar a algunos de los colaboradores de Todd en Initiation como son Edgar Winter, Rick Derringer y Dan Hartman.
En definitiva, lo considero un álbum que debe formar parte en la colección de todo aquél que se adentre en el universo Rundgren pero no es recomendable para quién lo quiera conocer. Un buen álbum pero en absoluto imprescindible.

4 comentarios

TSI-NA-PAH dijo...

Justamente este no lo tengo y nunca senti ganas de tenerlo!
un abrazo

Paco dijo...

Este disco no lo conocía, pero cualquier comparación con las dos super obras que nombras... Esas sí que son imprescindibles.
Saludos.

Benet dijo...

TSI-NA-PAH: De todas maneras aún estando muy lejos de las grandes obras de Todd es interesante escucharlo.

Paco: Cierto. Nada que ver con sus superobras.

Anónimo dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo y considero que este álbum forma parte de sus obras maestras. Los 17 primeros minutos de la segunda cara son música electrónica del más alto nivel a la vez que fácil de escuchar, al contrario de lo que se suele decir.