CHICAGO: SU ETAPA MÁS CREATIVA 1969-1971: CHICAGO TRANSIT AUTHORITY, CHICAGO II, CHICAGO III Y CHICAGO AT CARNEGIE HALL




Una de las bandas más desconocidas, o mejor dicho, abandonadas en la blogosfera musical es Chicago, pero   parte de culpa es de la misma banda. Pocos casos conozco de un supergrupo que alcanzara los niveles de sus tres primeros álbumes, mantuviera un nivel cualitativo altísimo en la segunda mitad de los 70 y que, al final, se fuera degradando de tal manera en que, lo que hoy en día sigue llamándose Chicago, no tiene absolutamente nada que ver con aquella banda que en 1971 nos ofreció un cuadruple álbum en directo sin precedentes, absolutamente nada que ver.
Chicago Transit Authority se formó en 1967 pero no sería hasta en 1969 cuando grabara uno de los mejores álbumes de la historia del Rock. Un doble álbum con llevaba por título el mismo nombre que la banda, Chicago Transit Authority (a partir del segundo álbum se quedarían tan sólo como Chicago) que abría un nuevo concepto en la música con la inclusión de una potentísima sección de viento. Que conste que no era la primera banda que incluía esta sección en su formación pero sí fue la que lo hizo de manera más original. Por aquellos años, tan sólo otra banda rivalizaba con Chicago dentro de su estilo, Blood, Sweet & Tears, pero el éxito señaló a los primeros y dejó a éstos a una segunda fila. Ya hablaremos de los B,S & T en otra ocasión, que también merecen una buena escucha.


El primer álbum es una verdadera obra maestra y, posiblemente su mejor disco. La formación originaria y que se mantendría durante muchos años era:

Terry Kath a las guitarras y voz
Peter Cetera, bajo y voz
Robert Lamm, teclados
Danny Seraphine, percusión
Lee Loughnane, James Pankow y Walter Parazaider en la sección de viento

Esta formación originaria, sin duda la mejor, sería la más duradera hasta la muerte de Terry Kath en 1978, tomando a partir de entonces una orientación mucho más comercial y dirigiéndose hacia una bajada de calidad realmente de vértigo. La banda que, a partir de entonces lideraría Peter Cetera (hasta 1984) era una banda de Hits y de éxitos comerciales, en su mayor parte, indigeribles.
Esta formación sería capaz de arrancar en 1969 con temas como Questions 67&68 y las impresionantes Free Form Guitar y South California Purples, dónde la habilidad del hendrixiano guitarrista Terry Kath y el resto de la banda quedan patentes desde este primer y épico momento.








































En 1970 y 1971 grabarían dos dobles álbumes dignos de estar en el cualquier altar. Mucho más jazzísticos en su concepción que su primer álbum, Chicago II y III (el nombre de Chicago Transit Authority ya había sido reducido), contienen suites algo largas que permiten a estos músicos exhibirse como grandes instrumentistas:
Ballet for a Girl in Buchanan, It Better End Soon Poem for the People son ejemplos de ello.
Decidirse por uno u otro disco es realmente difícil ya que tanto Chicago II como Chicago III forman junto a su opera prima su mejor trilogía musical.

Para acabar su mejor etapa, Chicago edita un cuadruple vinilo (triple CD) en directo, que algunos conocen como Chicago IV aunque su nombre es Chicago at Carnegie Hall. El Live recoge material de aquella etapa, su mejor etapa que va de 1969 hasta 1971. Grabado en este último año durante los conciertos ofrecidos en el Carnegie la semana del 5 al 10 de abril, el Live muestra a la banda en toda su plenitud creativa y nos ofrece lo mejorcito de esta etapa. Y es que escuchar en directo It Better End Soon, Free, Sing a Mean Tune Kid o South California Purples puede ser una experiencia irrepetible.



En definitiva, un grupo que nos daba lo mejor de si mismos en estos tres dobles y un cuadruple en directo, lo mejor además que la música Rock nos podía ofrecer en una etapa llena de genialidades y de creatividad sin precedentes. Un experimento musical que mezclaba Rock y Jazz como pocos.
A partir de 1972, con Chicago V, el grupo nos iba a ofrecer excelentes álbumes (aunque nunca como los tres primeros) hasta llegar a la década de los 80 en los que el grupo iniciaba su descenso a los infiernos de una comercialidad dulzona y difícil de digerir.



TERRY KATH (1946-1978)


























3 comentarios

Aurelio Pérez dijo...

¿Quién no recuerda temas como Does anybody really know what time is it? o, la espectacular Free form Guitar?, me están entrando ganas hasta de ponermelas ahora mismo. Desde luego que quien haya escuchado los melosos albumes de la última época no la reconocerá en su antigua encarnaciónn. Para mi son un referente en la fusión del jazz y el rock.

Saludos.

paulamule dijo...

Perfecta banda sonora para una noche de luna llena como esta.
Salud.

Benet García dijo...

Aurelio Pérez: Free Form Guitar es realmente espectacular, una pieza única.

paulamule: Una banda sonora que sienta bien en cualquier momento.


Gracias por vuestros comentarios