MI VALORACIÓN DEL PRIMER ÁLBUM DE STORM CORROSION




Storm Corrosion, o lo que es lo mismo, el proyecto que une a Steven Wilson con Mikael Akerfeldt (en la A hay que poner un circulito, pero no sé cómo hacerlo) de Opeth han publicado este mismo año su primer álbum con el mismo nombre del grupo, Storm Corrosion
Y mi valoración es que hay que escucharlo; vale realmente la pena prestarle atención. Y es que detrás de una fantástica portada se esconde uno de los álbumes más tenebrosos pero geniales del progresivo reciente.
Poco vamos a reconocer musicalmente de Porcupine Tree; quizás algún trazo de Opeth pero tampoco mucho. Probablemente la oscuridad de las composiciones nos acerque más a los álbumes en solitario de Steven Wilson, pero con todo, Storm Corrosion tiene originalidad y personalidad propia.
También tengo que decir que ete álbum me ha ido gustando después de varias escuchas. No hay que llevarlo en la carpeta de música que sueles llevar grabada en el Ipod del gimnasio, ni conduciendo y, ni siquiera si estás pendiente de otros asuntos. Tómatelo con calma, ponte los auriculares, baja las luces y presta atención. Puede que no te acabe de entrar en la primera escucha ya que considero que es un disco que requiere tiempo.
Personalmente me gusta. Tenebrismo y oscuridad como pocos; épico como algunos momentos de Opeth y genialidad propia de Steven Wilson.
En cuanto a influencias, hay momentos que puede recordar a Pink Floyd (Lock Howl) y a King Crimson en algunas piezas pero en general es un disco con mucha personalidad.
Con ese álbum junto al último trabajo de Opeth y, sobre todo, el último de Steven Wilson, el excelente Grace for Drowning, podemos estar seguros que el rock progresivo goza de muy buena salud.


Pero tenebrismo, oscuridad y angustia, toda la que quieras.




2 comentarios

Dr. Quatermass dijo...

Bastante de acuerdo con tu reseña, aunque yo aún tengo que escucharlo más. Es cierto, no es para escuchar de manera distraída, es para meterte de lleno y dejarte llevar. Es ciertamente algo original y diferente, inspirado si acaso en grupos oscuros de psych-folk de los 70.

Benet dijo...

Dr. Quatermass: La verdad es que es muy, pero que muy psych.