'MAN ON THE ROCKS', EL NUEVO ÁLBUM DE MIKE OLDFIELD, ¿OTRA FALSA ESPERANZA?



































Esperanzas, pocas, por no decir ninguna, pero prometo que escucharé los avances que me vayan llegando del nuevo trabajo de Mike Oldfield y, que según se comenta, saldrá el año próximo.
El caso es que ya está terminado y lo que tenemos que hacer es estar pendientes de avances que nos vayan llegando.
Tengo muy claro que los Ommadawn, Incantations o QEII ya forman parte de la historia y de que nada parecido va a salir pero, por favor, rezo por que no sea nada parecido a The Millennium Bell o Tubular Bells III. Mi devoción por Mike Oldfield acabó en 1980 con el grandioso QE II ya que, lo que vino después no hay por donde cogerlo. Tuve esperanzas con Amarok, Tubular Bell II y con aquel experimento de 1999 llamado Guitars, pero nada. Mucho Chill-Out o como queráis llamarle y poca sustancia.
Aún así, sigo teniendo alguna esperanza y estoy atento a cada nuevo trabajo que saca pensando que quizás algo se acerque mínimamente a su obra de los 70.

4 comentarios

Chals dijo...

Si te soy sincero, con esa portada huelo lo peor, espero equivocarme y que Oldfield vaya en busca del arte y no la fama. Saludos

Benet Rockfloyd dijo...

Chals: Ahora que lo dices, la portada me da un aire chill-out algo preocupante.

Anónimo dijo...

"Mike Oldfield acabó en 1980 con el grandioso QE II ya que, lo que vino después no hay por donde cogerlo"

Vamos, si Five Miles Out de 1982 contiene una de sus mejores canciones: "Taurus II" así como la genial "Orabidoo".

Crises de 1983 contiene la homónima "Crises" otra de sus grandes obras.

Discovery del 84 también esta bastante bien, con toda las canciones secuenciadas terminado con la estupenda "The Lake".

"Amarok" de 1990 me parece una joyita, el disco más ambicioso que ha grabado Oldfield en toda su historia, sobre todo esa secuencia final de 15 minutos de "Africa" con un magnifico manejo de percusiones y cantos africanos.

Y Tubular Bell II me fascina, excelente revisión de un clásico con momentos estupendos como The Bell, Weightless o Altered State.

Del resto bueno, ciertamente bajo el nivel en los noventa, pero todavía se cuelan un par de rolas de alto nivel, ejemplo, la pieza sinfónica "Mont St Michel" del Voyager.

Saludos!

Benet Rockfloyd dijo...

Como todo, es cuestión de gustos. Para mí, Five Miles Out fue el inicio de una orientación que no me convence. Este y Crisis tienen momentos realmente buenos pero cuando los comparo (me resulta inevitable) con Ommadawn o con Incantations, me decepciono. Pero me pasa lo mismo que con Queen o con Genesis cuya música en los 80 me decepcionó mucho.
Amarok me gusta más, pero se me hace un pelín pesado (prometo darle otra escucha).