COUNTRY JOE AND THE FISH: 'ELECTRIC MUSIC FOR THE MIND AND BODY', LA CUMBRE DE LA PSICODELIA

COUNTRY JOE AND THE FISH







































Llevo toda esta semana escuchando Electric Music For The Mind And Body de Country Joe & The Fish. Hacía muchísimos años que lo había escuchado. Tantos que ya no me acordaba de su contenido musical. Eso sí, de una cosa estoy seguro y es que por aquel entonces no lo valoré como se merece. Ha sido ahora después de todo este larguísimo tiempo que, recuperándolo de las estanterías, lo he disfrutado y valorado tal y como se merece. Tengo claro que estoy delante de una obra maestra. No diré el mejor pero sí una de las mejores obras de la psicodelia.
Country Joe and The Fish se formaron en San Francisco en 1965, fichando poco después por el sello Vanguard con el que grabaron un par de EP's antes de su primer disco Electric Music For The Mind And Body en 1967. 






























Grupo muy relacionado con el activismo universitario de izquierdas en auge por aquellos años de finales de los sesenta intentaron mostrar su inconformismo político a través de letras totalmente inusuales en músicos y bandas en activo por aquel entonces intentando así apartarse del mainstream oficial.






En cuanto a la música, se trata de un álbum totalmente psicodélico y aunque en palabras del guitarra Barry 'The Fish' Melton, la música psicodélica es esencialmente folk, en este disco no encontramos absolutamente nada acústico lo que, en parte lo aparta algo de cualquier pureza folk.
Otro punto que vale la pena rememorar es el papel del artista Tom Weller en la iconografía de esta banda. Tanto la portada como posters que realizó para Country Joe and the Fish son auténticas joyas del diseño artístico musical quedando inevitablemente asociadas al recuerdo de un estilo y una época.







Para quién aún no haya escuchado esta joya, recomiendo muy activamente su audición de manera casi obligada. No podemos dejar que esta maravilla se pierda en el olvido.







3 comentarios

Aurelio dijo...

Lo que te ocurrió con este álbum, creo que a casi todos nos ha pasado. No será el primero que yo deje de lado 16 años y después de mogollon de años descubrí que era un álbum fascinante... Nashville Skyline, Transformer, Music From The Big Pink... Con la madurez las cosas se aprecian de otra forma.

Un abrazo.

P.D. Por cierto, fantástico álbum.

The man From inopia dijo...

Creo que a la mayoría nos ocurren esas cosas. Como dice Aurelio, según vas perdiendo pelo se mira y se siente de otra manera. Bueno, casi siempre, a mí los Dead aún me complican la existencia.
Gracias por el recuerdo y un saludo.

Benet Rockfloyd dijo...

Aurelio: Tienes razón. Hay obras que solo con madurez se pueden apreciar en todo su valor.

The man From inopia: A mi me la complica el Krautrock y la Velvet.