RECUPERANDO 'STEPHEN STILLS'



1970 era un año fantástico para cualquier miembro de Crosby, Stills, Nash & Young. Después de álbumes gloriosos como Crosby, Stills & Nash y Déjà Vu, los músicos se lanzan a sus respectivas carreras musicales: Graham Nash con su Songs From Beginners (1971); David Crosby con If I Could Only Remember My Name (1971); Neil Young, el más prolífico de ellos ya que entonces ya llevaba tres álbumes a sus espaldas y finalmente, Stephen Stills que en 1970 se decidía a grabar su primer álbum y que llevaría por título su nombre, sencillamente Stephen Stills, para que complicarse la vida.
Stephen Stills, a pesar de que he escuchado y leído críticas diversas, personalmente me parece un disco fantástico. Me gusta todo, de principio a fin. 
Después de muchos años de tenerlo olvidado en las estanterías he decidido volver a cogerlo y 'tragármelo' no-se-cuantas-veces a lo largo de esta última semana y recuperar la tremenda experiencia de escuchar a este gran y olvidado músico que ha sabido combinar muchos estilos de una manera que no muchos han conseguido: rock, blues, soul junto a influencias latinas que han dado resultados impresionantes como este primer disco y muchos de los que grabó en aquella década.
En cuanto a los músicos que le acompañan encontramos a compañeros de viaje como David Crosby y Graham Nash pero también a John Sebastian, Eric Clapton... entre otros muchos y grandes músicos aunque quiero matizar la maravilla de coros que encontramos en este disco; solo cabe escuchar la pieza Church (Part of Someone) para comprobar lo que digo.
Deciros cuál canción es mejor o cuál peor no cabe lugar aquí. Stephen Stills es una maravilla de principio a fin. Nada, absolutamente nada, sobra aquí. Es un disco que hay que escuchar enterito y disfrutarlo todo.
Un muy buen disco que me ha hecho pasar una gran semana escuchándolo una y otra vez.








No hay comentarios