TAL DÍA COMO HOY HACE 35 AÑOS, NACÍA 'ABACAB' DE GENESIS

GENESIS

ABACAB



Tal día como hoy, hace 35 años veía la luz, Abacab
Yo fui uno de aquellos que se sintió traicionado al ver el tremendo giro que una de mis bandas favoritas por entonces, había hecho. Giro hacia una comercialidad que se me antojaba como una traición a un legado inconmensurable. Por entonces, Peter Gabriel era un dios que había dado forma a un mundo musical insuperable y que Phil Collins consiguió mantener hasta que Abacab marcó definitivamente un rumbo que rompía con todo el corpus musical previo. Rumbo que ya se indicaba algo en And Then There Were Three y que acabó confirmándose con Abacab. No podía estar más equivocado. Visto con el tiempo, creo que un servidor no era más que un talibán del rock progresivo más puro y que cualquier desviación era vista como una herejía digna de ser eliminada.
Su trabajo previo, Duke, me devolvió a los antiguos tiempos. Su comercialidad no llegaba al punto de acercarlo al pop ya que aún era un álbum de rock progresivo, pero un año después llegó Abacab y, lo admito, no me gustó en absoluto aún siendo un disco de rock progresivo pero su acercamiento al pop me produjo entonces un rechazo que hoy día está más que superado.
35 años han pasado desde que vio la luz y mi opinión no tan sólo se ha matizado sino que he llegado a amar este disco. Canciones como la que da nombre al disco, Me and Sarah Jane, Dodo o Keep it Dark me gustan y mucho. Quizás sea el paso del tiempo y el recuerdo de aquellos 80 que hacen amarte cosas que entonces no llegué a apreciar. Bueno, el caso es que Abacab, y lo acepto plenamente, es un muy buen álbum y la obra de tres hombres: Phil Collins, Mike Rutherford y Tony Banks que supieron entender hacia dónde se dirigía la música a principios de los 80 y lograron mantener a flote una nave que muchos, yo entre ellos, creíamos hundida y, como demostraron, no lo estaba en absoluto.

Feliz cumpleaños Abacab.



2 comentarios

Pablo Alzuagaray dijo...

Abacab y Dido son supreprogresivos. Lo que pasa es que es un estilo prácticamente rompedor con todo lo anterior, algo así como una mezcla entre Génesis con Tangerine Dream y Heavy Metal (esos teclados realmente metálicos de Banks). Lo más desconcertante es la inclusión de los bronces de EW&F en un tema más al estilo de un disco solista de Collins, pero, bueno fue sólo un detalle pintoresco que no se volvió a repetir, con excepción de "Paperlate" un sencillo de la misma época, seguramente descartado en la mezcla final (ambos excelentes temas). Rutherford perfila en algún tema suyo lo que sería unos años más tarde la marca Mike + The Mechanics. A mi también me resultó algo chocante al principio, luego no pude dejar de escucharlo. Tony Banks se luce con My and Sara Jane, muy en el estilo de Duke. Who donnit? (creo que lo escribí mal) es indigerible y lo entiendo como una broma experimental...

Benet García dijo...

Pablo Alzuagaray: Totalmente de acuerdo contigo. Se trata de algo rompedor que, a los que estábamos aún bajo las influencias de The Lamb... y anteriores, nos costó asimilar.
En cuanto a la sección de viento de EW&F también lo veo como una influencia del sonido que quería realmente Phil Collins y que fue característico de sus álbumes en solitario.