LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (I): YES 'CLOSE TO THE EDGE' (1972)




Empiezo esta serie dedicada a los mejores álbumes de rock progresivo los cuales considero imprescindibles en cualquier colección de rock. Esta serie tratará ampliamente sobre una serie de álbumes, mayoritariamente de los años 70, que formaron parte de un corpus musical muy determinado. No se trata de desarrollar una tesis sobre este género, ni mucho menos, sino que mi intención es dar a conocer un mundo que siendo muy conocido por los aficionados a esta música, no lo es tanto para otras generaciones más jóvenes o otros aficionados que todavía no se han adentrado en el universo altamente adictivo del rock progresivo.
Abrimos la serie con Close to the Edge del grupo Yes y publicado en 1972. De hecho ya hace tiempo que quería dedicarle un post a esta obra maestra del progresivo. Obra maestra y obra cumbre de uno de los mejores grupos que jamás han pisado un escenario. Nos encontramos en 1972, fecha en la que la banda ya llevaba cuatro álbumes por delante antes de esta joya. Pero es que lo que había publicado no eran obras de poco calibre ya que llevaban dos obras del calibre de The Yes Album y Fragile, editados ambos en 1971 y ambos asimismo imprescindibles del género. Pero en 1972 llega Close to the Edge, conteniendo el mejor line-up de la historia de la banda y siendo el mejor disco de toda su discografía, aunque más de uno discrepará conmigo ya que Fragile o Tales from Topographic Oceans están a un nivel más o menos parecido.
Personalmente pienso que es el mejor álbum de la banda y uno de los mejores de toda la historia del rock. Estamos ante un álbum inconmensurable; una obra sin precedentes y una representación de máxima calidad musical.
El álbum contiene la pieza que le da nombre y que ocupa toda una cara del vinilo. 


Esta pieza, de casi 20 minutos de duración, se compone de varias partes:

I.The Solid Time of Change
II. Total Mass Retain
III. I Get Up I Get Down
IV. Seasons of Man

y la letra refleja el misticismo religioso tan propio de John Anderson. No se trata ahora ni pretendo entrar de lleno en el complicado mundo místico-oriental del cantante, pero lo que sí es muy recomendable es que nos paremos a leer detalladamente la letra para darnos cuenta de la increíble belleza del texto. En cuanto a la música, lo mejor es que escuchéis esta pieza ya que es indescriptible. Tan sólo los sentidos pueden apreciar realmente la altura de esta composición.
El resto del álbum roza el nivel alcanzado por la cara primera: And You and I aún siendo inferior en cuanto a composición a Close to the Edge es asimismo bellísima y Siberian Khatru es el perfecto final para esta obra maestra. Esta última pieza es la más rockera de todo el disco y una imprescindible de sus conciertos.
Volviendo a las letras, es muy curiosa la tendencia al juego de estrofas de dos o tres palabras como máximo y que dan a las composiciones un aura mística distintiva de Yes.
Para acabar, tan sólo decir que fue el último álbum de la gran época de Yes en la que contarían con Bill Brufford como batería ya que éste abandonó en la subsiguiente gira siendo reemplazado por el buen pero inferior instrumentista Alan White. Bill volvería muchos años más tarde, pero ya sería otra historia.


Un álbum IMPRESCINDIBLE.



18 comentarios

manel dijo...

Nunca he podido con Yes. Pero eso no impide que me pase por aquí a curiosear. Un saludo!

Ariel dijo...

De acuerdo contigo, es una de las obras cumbre del rock, parece que en esa época, casi todos los grupos progresivos iban siguiendo a Yes, porque era la banda que forzaba los límites, recuerdo las primeras veces que escuché a Yes, no me parecía que su música fuera rock y no sabía como clasificarla, la razón principal: todos eran instrumentistas excelsos y dispuestos a aprovechar al máximo el don que poseían.

Xavi Martínez (aka Da Muzz) dijo...

Mi disco favorito de Yes, sin ninguna duda.
Un saludo

Mocker dijo...

Lejos el mejor disco de Yes y además unos de los mejores del Rock Progresivo y de toda la Historia del Rock.

Saludos!

Aldo dijo...

Hiciste bien en arrancar con este 'imprescindible'.. Una obra maestra entre las mejores de la historia del rock.. Fantástico donde se lo mire.. Un abrazo

Víctor Hugo Sánchez Salamanca. dijo...

El disco más majestuoso de Yes y del Rock Progresivo y casi en general:)

lennon dijo...

Estimado amigo Benet García:

Me comunico contigo para contarte que, al haber sido nominado mi blog ABBEY ROAD al Liebster Blog Award y teniendo derecho a extender esa nominación a otros cinco blogs, había pensado en el tuyo para votarlo. Sin embargo el que cuentes con más de 200 seguidores es impedimento para hacerlo. No obstante, quiero expresarte que ABBEY ROAD tiene gran afinidad con el blog amigo que tú llevas adelante.

Saludos desde Uruguay
lennon

Benet Rockfloyd dijo...

Manel: Personalmente creo que te gustaría Fragile más que Close to the Edge. Dales una oportunidad.


Ariel: No es difícil de clasificar. Creo que encaja bien en la definición de progresivo, pero su mezcla de estilos de dan una personalidad muy propia.

Xavi Martínez: El mío también.


Mocker: Totalmente de acuerdo contigo.


Aldo: He arrancado con Close to the Edge pero los que vendrán también son obras maestras.


Víctor Hugo Sánchez Salamanca: Suscribo tus palabras.


lennon: Muchas gracias por tu consideración y tus palabras.
Un abrazo.

Dr. Quatermass dijo...

Me gusta más fragile o relayer pero es de los imprescindibles y eso que Siberian Kathru no está a la altura del resto...

Benet Rockfloyd dijo...

Dr. Quatermass: Fragile no te lo discuto. Aunque prefiero Close to the Edge, Fragile es impresionante. Con Relayer ya no comparto tu opinión. Aunque es un álbum genial y buenísimo, lo veo cualitativamente por debajo de Close to the Edge.

Ariel dijo...

Hoy no me resulta difícil de clasificar, es obvio que son unos de los grandes del progresivo, pero alrededor de 1975, cuando había escuchado poco o nada de este género, me resultaba inabarcable, incomprensible, apabullante y muchas otras cosas, por eso digo que en ese momento eran la revolución del rock, los que lo llevaban a sus límites y lo hacían aparecer irreconocible.

Benet Rockfloyd dijo...

Ariel: Ciertamente en aquella época sería difícil establecer una clasificación para este álbum. De todos modos, entre 1969 y 1975 se producen unos discos todos ellos difíciles de clasificar. Sin ir más lejos, el primer álbum de The Moody Blues o el primero de E,L & P, que entrarían dentro de lo que entendemos por rock sinfónico, debían resultar tan novedosos como inclasificables.
Tienes razón en que visto ahora, resulta mucho más fácil que entonces.

lennon dijo...

Estimado amigo Benet:

No tengo la mínima duda de que Close To The Edge es una de las obras maestras del progresivo en particular y de la música en general. Sin embargo, y pese a ser el punto más paradigmático de la música de Yes, el tiempo y la perspectiva te permite revalorizar también otras creaciones de la banda que quizás pasaron un poco eclipsadas en su momento.
En cualquier caso, aparece como el que mejor sintetiza y representa la esencia yesiana de su etapa más decisivamente sinfónica. Basta apreciar cómo suena la suite que lleva ese nombre acompañada con orquesta sinfónica, como en el Symphonic Live, de 2002, en Holanda, junto a una excelente y entusiasta orquesta juvenil.
En mi caso particular, conocí a Yes a través de este disco, cuando se editó en Montevideo y a partir de allí, seguí con los que vendrían después y también buscando retrospectivamente los anteriores. Eso fue hasta Drama. Luego tuve un período de alejamiento, en la época del 90125 y de Big Generator y recién a mediados de los '90 retomé el contacto con la banda, relación con altibajos pero contínua hasta hoy.
Pero como imprescindible, dentro de la discografía de Yes, la que has hecho con Close To The Edge es la más acertada. Este disco es a Yes como Dark Side Of The Moon es a Pink Floyd, como Aqualung es a Jethro Tull, como Selling England By The Pound es a Genesis, etc.
Un abrazo desde Uruguay
lennon

Miguel Hdz dijo...

Me gusta esta nueva seccion, creo que ya se ha convertido tambien en mi disco favorito de Yes, si no es que mi favorito del genero todos estaban en su mejor epoca, lastima la partida de Brudford de no ser asi Tales From Topografic Oceans hubiera tenido otro tinte diferente en mi opinion, los tres temas son excelsos

saludos

Benet Rockfloyd dijo...

lennon: Yo también me alejé de Yes en tras Drama. Su producción de los 80 no me interesó para nada y, sinceramente, en los 90 tampoco me llamaron excesivamente la atención.

Miguel Hdz.: Puede que con Brudford, Tales... hubiera salido algo diferente. We'll never know.

Anónimo dijo...

No puedo...no puedo dejar de escucharlo, desde que lo hice la primera vez a los 12 años y actualmente tengo 46. Todo el disco es una obra maestra de la música en general, no solo del Rock Progresivo; sin fanatismo, solo con fundamentos musicales.

Benet Rockfloyd dijo...

Anónimo: Yo lo escuché por los 16 o 17 años y me dejó 'tieso'. Totalmente de acuerdo contigo en considerarlo una obra maestra de la música en general.

Anónimo dijo...

hola,soy Chago,y digo que;
Este disco es,majestuoso,magnifico,sino,el mejor, uno de los mejores discos de la historia del rock sinfonico progresivo,y punto....creoooo,que es una obra maestra como se diria en el dialecto del cinema.
y no hay que poner muchas objeciones en el asunto,cuidado soy un fanatico de toda la buena musica! y no de un solo grupo,pero se apreciar cuando un disco es bastante bueno(lo digo por algunos que dirian:ESTE ES UN FANATICO DEL GRUPO YES).,y,no,soy de todos los bueneeeenoooos...!saludos y abrazos a todos.!