LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (VII): PROCOL HARUM 'A SALTY DOG' (1969)



Hay ocasiones en que la línea del Rock Progresivo no está tan clara y más de uno posiblemente me dirá qué hace en esta sección un grupo como Procol Harum. Sin embargo, tengo claro que su música sí forma parte del llamado RP aún teniendo álbumes como su ópera prima (otro imprescindible) que se puede clasificar más dentro de la psicodelia u otros que menos tienen que ver con el progresivo. Pero es que un grupo que facture obras como Shine on Brightly (1969) o como Something Magic (1976) sin duda forma parte de la familia progresiva.
El corpus musical que va desde su primer álbum, Procol Harum (1968) hasta Something Magic es sublime y, sobretodo, hasta Broken Barricades (1971), último álbum con el hendrixiano guitarrista Robin Trower. Lo que uno no entiende (como en otros casos) es el poco reconocimiento que esta grandísima banda ha tenido. Sufrió de esa misma maldición que sufrieron otras bandas como Uriah Heep o Gentle Giant, siempre jugando en segunda división. Lo de Gentle aún lo entiendo pero lo de Procol Harum me cuesta mucho más ya que, un grupo que sea capaz de facturar una obra como A Salty Dog (1969) creo que debería estar mucho mejor posicionado.
Ha sido un grupo cuyo line-up ha ido cambiando pero sus dos componentes clave siempre han sido Gary Brooker (Vocal y teclados) y Robin Trower, su guitarrista hasta 1971, año en que empezó su carrera en solitario (y que merece toda una sección dedicada a la misma). Dos músicos tan geniales como dispares. Disparidad que ya se aprecia en A Salty Dog con un Gary Brooker mucho más decantado hacia unas influencias musicales clásicas y un Robin Trower que, cada vez más apunta hacia un sonido más rockero y bluesístico. Estas diferencias serian las que provocarían la marcha de  Robin  dos años más adelante.
Valgan como ejemplo las canciones, Juicy John Pink y Crucifiction Lane como ejemplo de tales tensiones.
Sin embargo, el álbum es para mí, lo mejor de Procol Harum aunque la elección es complicada.  A Salty Dog es completísimo de principio a fin y representa lo mejor de esta banda.
De entrada, estoy seguro de que la preciosa portada os invitará a escucharlo. Tiene su historia ya que está sacada de una marca de cigarrillos de principios del siglo XX.
A Salty Dog, The Milk of Human Kindness, Too Much Between Us y All This and More son piezas musicales de obligada escucha y que demuestran que hay mucho más tras su éxito A White Shade of Pale.





7 comentarios

TSI-NA-PAH dijo...

Sin ninguna duda mi disco preferido!
Le tengo en una edicion especial en una caja!Los Procol son algo mas que White Shade of Pale y lo demuestran con discos como este, Gran Hotel o Broken Barricades!
un abrazo

Ariel dijo...

Hace dos días estaba escuchando esta joya que como dices es difícil destacar ¿que me dices de "Shine on Brightly" o de "Home", todas obras de primera, también es de justicia mancionar el trabajo de Mathew Fisher en el órgano y las letras siempre estupendas del letrista Keith Reid, que era para Procol, lo que Peter Sinfield para King Crimson.

Benet Rockfloyd dijo...

TSI-NA-PAH: Ciertamente son algo más que White Shade of Pale. Es una pena que no se conozcan más.
Gran Hotel y Broken Barricades otros a tener en cuenta.

Ariel: Shine on Brightly y Home, como los dos que nombra más arriba TSI-NA-PAH, son muy buenos, pero tenía que elegir uno y me decanté por A Salty Dog. Lo de Keith Reid ciertamente era un caso extraño en el mundo del Rock ya que no se suelen incluir letristas así. Tan solo me viene a la cabeza el caso de Sinfield.

Persi Music dijo...

Muy bueno el blog. Pasate por el nuestro, hacemos revisiones de discos: http://persimusic.wordpress.com/ Si te parece intercambiamos links. Saludos!

Benet Rockfloyd dijo...

Persi Music: Genial tu blog. Acabo de hacerte un link. Estás en uno de mis blogroll. Iré siguiendo tus artículos.

JUAN CARLOS RUSTARAZO VICENTE dijo...

Que es una banda maldita, es algo de lo que no cabe duda. Sacaron en su primera epoca 10 lp's de un nivel excelente. No pueden ser recordados solo por un single, me parece un delito. Un grupo con un estilo único, con unos músicos impresionantes, y nadie hoy en día los conoce, salvo las excepciones que ya sabemos. Mucha música enterrada.

Benet Rockfloyd dijo...

JUAN CARLOS RUSTARAZO VICENTE: Tienes razón, se trata de un grupo con una serie de obras de altísimo nivel. Tristemente muy poco conocidos como suele pasar con muchas bandas.