LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XVI): RICK WAKEMAN 'THE SIX WIVES OF HENRY VIII'




En 1972, Yes acababa de publicar su obra cumbre, Close to the Edge y en ese mismo año Rick Wakeman entra de lleno en la que sería su primera obra en solitario. Parece ser que después de una atenta lectura sobre las mujeres del renacentista monarca, Rick decidió componer esta obra, dividida en seis composiciones, una para cada mujer y para ello decidió contar con algunos miembros de la banda de folk con la que Rick había cooperado, Strawbs y con algunos otros de Yes.
El resultado fue una obra magnífica en todos sus aspectos en donde Rick se luce en todo tipo de teclados: piano, mellotron, moog... incluso para los teclados de Jane Seymour, utilizó el órgano de la iglesia de St.Giles -without-Cripplegate. El aire clásico que evoca el disco es soberbio y quizás sea lo que le convierte en un imprescindible y, sobre todo, Ann of Cleves, para mí, lo mejor del álbum.
Con todo, personalmente  lo prefiero con Yes, a pesar de que The Six Wives of Henry VIII es un gran álbum.





5 comentarios

Dr. Quatermass dijo...

Huy que hasta ahora todos los imprescindibles me lo parecían también a mi! Este disco es muy bueno pero creo que nada de Wakeman está a la altura de lo que hizo en solitario aunque muchos discos suyos me encanten, y sobre todo la frikada del Viaje al centro de la tierra.

Saludos!

El Samurái Entiende dijo...

Tengo como absurdo desafío, llámalo pasar el rato llámalo vivir, hacer 1 canción cada dos días durante 1 año e ir colgándolas aquí:
http://www.youtube.com/channel/UCzeTYtdgoAwqLeFtV05GHgA/videos

Suscribirsus que si me hago famoso con tamaña gilipollez daré por concluido el posmodernismo y os consideraré oficialmente pioneros del siguiente periodo de mierda que toque.
Un abrazo!

Benet dijo...

Dr.Quatermass: Bueno...quizás un poco menos imprescindible que otros, pero hay que tenerlo.

Gloria Porno: Ahora voy a ver esos videos.

ariel-conlaluna dijo...

Si yo estuviera haciendo la serie de reseñas con la que tienes a tus lectores muy interesados, no se me ocurriría incluir a Wakeman, salvo que estuviera dentro de Yes donde me gusta mucho y me parece que hace un papel grandioso, pero si lo oigo de solista, me empalaga absolutamente, no entiendo que me canse tanto virtuosísmo, necesito escucharlo en competencia con otros instrumentistas de altura como Howe, Squire y Anderson, creando dinámicas de tensión y relajamiento, alternando los roles principales en un diálogo deleitoso, no entiendo por qué pero los monólogos de Wakeman me parecen desangelados y fríos.

Benet dijo...

Ariel: Estás en la línea de lo que comenta Dr.Quatermass. Me gusta que lo indiquéis ya que vuestra opinión es la que cuenta.