LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XXIII): JETHRO TULL 'A PASSION PLAY'





























Sin duda, uno de los discos más complicados de comentar y más cuando ves que en guías de Rock como la Rolling Stone Album Guide tiene tan sólo una estrella (el máximo son 5) al igual que Thick as a Brick, mientras que obras como War Child o mediocridades como A tienen más. Pero, en fin... para gustos... El caso, es que para el que aquí escribe, A Passion Play (1973)es una obra digna de estar en el Panteón de los más grandes.Teniendo muy claro los dos predecesores: Aqualung y Thick as a Brick y siendo consciente de que A Passion Play no llega a los límites de estos, la obra que comento hoy es asimisma impresionante y no quiero dejar pasarla en esta serie de Los Imprescindibles. 
Como Thick as a Brick, A Passion Play es una obra conceptual dividida en dos partes que ocupan sendas caras en el vinilo con la única excepción aquí de una pequeña historia de cinco minutos titulada 'The Story of the Hare Who Lost His Spectacles' que separa ambas divisiones.
El sexto disco de Jethro Tull es uno de los más complicados o, posiblemente el que más. Tan complicado como incluso algo prepotente, pero ¡qué queréis que os diga! ¡es sencillamente genial! y por mucho que la crítica lo defenestrara, A Passion Play surge de la mente de un genio indiscutible como es Ian Anderson y me parece una de las grandes obras del Rock Progresivo. La obra es larga y hay que escucharla con atención y, posiblemente la tengáis que escuchar más de una o dos veces ya que se van descubriendo matices nuevos en cada escucha. Obra hermética que, creo que apenas se representó en directo, A Passion Play contiene una segunda parte que empieza a partir del quinto minuto de la segunda cara (siempre tomando como referencia el vinilo) realmente inenarrable, sobre todo el momento en que Ian Anderson arranca con su acústica y canta 'Jack rabbit mister spaw a new breed of love hungry pilgrims (no bodies to feed). Show me a good man. I'll show you the door.' Lo de la  letra, mejor que os lo toméis con calma ya que es realmente difícil. Se trata de una historia de muerte y resurrección con descenso a los infiernos para volver a la vida al final. Algo que os puede recordar la obra de Dante pero no me atrevo a afirmar que Ian se basara en la obra medieval para este disco. 
Otro punto que no quiero dejar pasar por alto es el tremendo line-up del disco ya que Ian Anderson cuenta con la mejor formación de toda la historia de la banda:
Martin Barre, guitarras
John Evan: teclados
Jeffrey Hammond-Hammond: Bajo y vocal
Barriemore Barlow: Batería y percusión

Es posible que más de uno no esté de acuerdo con la inclusión de A Passion Play en esta serie. Para un servidor, debe estar sin duda alguna.





6 comentarios

Sebastian dijo...

Que se enojen los fanaticos de Thick as a Brick pero A passion play es el mejor!! porque es mas complejo, tiene mas instrumentos como el clarinete y mas piano.

lennon dijo...

Amigo Benet:

¡Claro que merece estar entre los mejores! Pero yo no establecería una competencia entre este y el Thick As A Brick. Son distintos modos de desarrollar un álbum conceptual. Cada uno tiene su mundo particular y lo crea, a su manera, de modo magistral.

Pero tengamos en cuenta: Mr. Anderson jamás nos hubiera dado algo fácil de digerir después de Thick As A Brick. La complejidad de A Passion Play responde seguramente a una búsqueda de mayor profundidad y a elevar la apuesta hecha en TAAB. Si bien la estructura puede parecerse [al fin y al cabo, todo álbum conceptual tiene elementos de parentesco con los otros en cuanto a estructura] la resolución es totalmente diferente. Y si miramos la trayectoria de Jethro Tull en perspectiva, vamos a encontrar que muy difícilmente Anderson nos de dos platos de la misma sopa. Claro está, quien había quedado enamorado de TAAB, se vio un tanto desconcertado con A Passion Play, y ni qué hablar de la sensación de zig zag que provocaron Minstrel In The Gallery, War Child y los siguientes. De algún modo Anderson nos dice que no nos guiemos por los trabajos anteriores, pero que tampoco los descartemos. Su música es una evolución que nació en el blues, que se hizo rock, que creció Prog, que se expandió con toques sinfónicos, que habló prog folk, que coqueteó con el tecno y el metal, que de tan eléctrico se hizo acústico, pero que siempre tuvo el mismo rostro y el mismo gesto.

Un saludo desde Uruguay. Los espero en http://abbeyroadcostaazul.blogspot.com

TSI-NA-PAH dijo...

A Pasion Play es un disco para el que si esta verdaderamente en el mundo Tull, es un disco maravillosamente mas dificil de comprender y asimilar y aqui esta su grandeza.Tengo la primera edicion en vinilo con el programa que se inclui en el!Una delicia.
un abrazo

antonilópez dijo...

Este disco es realmente magnífico, está por encima de toda crítica, para mi, junto con Thick as a brick son las dos obras maestras de Jethro Tull, me gusta de principio a fin y en su nomento fué para mi y para alguno de mis amigos de la época una inyección de de vida. Yo tambien lo tengo en vinilo, por que lo compré cuando salió. Una auténtica joya.

Saludos.

The King Hanrrajan and The Calabreses dijo...

Hola Benet y compañía



Una obra genial por si sola,sin necesidad de compararla con las mejores de Jethro Tull. Cuando vió la luz A passion Play creo sinceramente que la mayoría de los seguidores del grupo(y críticos sobre todo),no llegaron a asimilar lo que estaban escuchando.Ya sea por hacer comparaciones (siempre odiosas pero en este caso más)o sencillamente por no entender la maravilla que estaban escuchando.


Un saludo

Benet Rockfloyd dijo...

Sebastian: Yo soy un fanático de TAAB pero no me enojo, jejeje. Es comprensible.


Lennon: Totalmente de acuerdo en que no hay que compararlos, aunque hay que reconocer que es difícil.
Respecto a lo que mencionas de los coqueteos de Ian Anderson, sobre todo con estilos más 'tecno', personalmente te diré que me hicieron apartarme de la banda. Siempre he mantenido que Stormwatch fue su último gran disco ya que, a partir de ese momento dejaron de gustarme, salvando algún que otro momento de 'resurrección', pero ya nada fue lo mismo.

TSI-NA-PAH: En esa mayor dificultad reside la grandeza de este álbum. Totalmente de acuerdo contigo.


antonilópez: Yo pondría en el mismo grupo a Aqualung y al grandísimo Minstrel in the Gallery junto a TAAB y al que comentamos. Los cuatro suponen para mí el cénit de la banda.


The King Hanrrajan and The Calabreses:

¿No se podría acortar el nombre, jejeje?
Fueron los críticos mayoritariamente quienes no asimilaron, o no quisieron asimilar este álbum. Los seguidores siempre lo hemos tenido en el altar. Aunque personalmente reconozco que me costó en un principio ya que estaba muy colgado con Aqualung y Thick as a Brick.