LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XXX): MIKE OLDFIELD 'TUBULAR BELLS'


Sin duda, uno de los álbumes más escuchados y posiblemente el comienzo más reconocible de la historia de la música. Sea por formar parte de la película El Exorcista sea por los managers de Virgin o quizás, y creo que es la razón, por ser una obra de calibre impresionante, Tubular Bells es uno de los discos que merece un lugar de honor en tu discografía.
En 1973, Mike Oldfield aún siendo un desconocido músico para los aficionados al Rock aunque no tanto en las esferas musicales inglesas ya que Mike ya había hecho sus pinitos como bajista en el grupo de Kevin Ayers después de que éste hubiera dejado Soft Machine. The Whole World, que era el nombre de la banda, permitió a Mike conocer a David Bedford, colaboración que daría como fruto la versión orquestada de Tubular Bells.
Otro contacto que no se puede obviar es el de Richard Branson, máximo ejecutivo de Virgin y que sería el gran descubridor y mecenas de Mike Oldfield. Como vemos, el entramado se iba configurando y tras la ruptura de Mike con Kevin Ayers, aquel decidió emprender su vuelo en solitario y ¡con qué resultado!
A finales de 1972, Mike, respaldado por el ejecutivo  de Virgin(otras compañías habían rechazado su proyecto), se encierra y después de un meticuloso trabajo musical (creo que llegó a tocar más de 20 instrumentos), presenta Tubular Bells convirtiéndose al momento en un disco millonario.
Encargándose la dirección escénica a David Bedford, Mike presentó poco después su obra en directo con un gran elenco musical encima de un escenario, dando así a conocer Tubular Bells al público británico.
The Orchestral Tubular Bells, de 1974 es un ejemplo de cómo suena esta obra con una orquesta en directo.


Con el tiempo se convirtió en uno de los discos más vendidos y, también un clásico de la música progresiva. Un hombre solo con más de 20 instrumentos conseguía una obra de nivel insuperable, algo realmente grandioso. 
Totalmente indispensable aunque no posteriormente vendrían otras obras tan imprescindibles como Tubular Bells. De hecho, desde este álbum hasta QEII (1980), encontramos la mejor etapa de Mike Oldfield.





3 comentarios

Sergio DS dijo...

En su época me apasionó el álbum (original), pero el Sr. Olfield ha abusado tanto y exprimido el invento en sucesivas entregas que se me ha hecho indigerible.

Dr. Quatermass dijo...

Sin duda un imprescindible y a diferencia de muchos otros de esta lista con un estilo propio e intransferible. Sin embargo a mi me gusta más Hergest Ridge, Ommadawn o incluso incantations.

Saludos y sigue con esta magnífica serie de posts progresivos...

Benet Rockfloyd dijo...

Sergio DS: II y III parte son realmente indigeribles.

Dr.Quatermass: Para mi gusto Ommadawn e Incantations. Hergest Ridge nunca me ha llegado como los otros.
Seguiré con la serie. Hay para largo.