LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XLVII): OPETH 'DAMNATION'



Que uno pueda pensar que una banda de Death-Metal como Opeth sea capaz de lanzar un álbum como Damnation, de excelente Rock-Progresivo, es algo poco menos que alucinante. Al que escribe nunca le ha gustado Opeth ya que, ni me gusta el estilo Death y, ni mucho menos, los cansinos sonidos guturales de Mike Akerfeldt, su líder. Recuerdo que cuando cayó en mis manos Still Life, juré no volver a escuchar nada más de ellos. Pero, casualidades de la vida, me entero de la presencia de Steven Wilson en Damnation y me convenzo de la idea de escucharlo. Gran decisión la de aquel día. Ciertamente Damnation no tiene nada, pero absolutamente nada que ver con Still Life, Blackwater Park y, sobre todo con Deliverance.


De ningún modo voy a valorar la obra de esta banda sueca ya que, sobre gustos... pero Damnation es un disco que hay que escuchar ya que, a parte de la altísima calidad musical que tiene, es un referente para el Rock-Progresivo de los 00'. Me resulta casi imposible no reconocer la influencia de este álbum en algunos álbumes de Porcupine Tree y, sobre todo de Steven Wilson en solitario así como en Storm Corrosion.
Y es esta influencia que ejerce Damnation lo que lo hace un álbum de escucha imprescindible. Su oscuridad y tenebrismo influyen en bandas de la última década. 


Esa mezcla de dulzura, belleza y oscuridad convierten a Damnation en un disco único. Quizás sea lo opuesto a lo que muchos seguidores de Opeth esperaban, acostumbrados a riffs potentes, sonidos guturales y canciones larguísimas con un sonido Death-Metal de principio a fin. Yo me quedo con los Opeth de Damnation, algo que tengo muy claro.


Lo de las posibles influencias de Mike Akerfeldt y Steven Wilson es como decir 'que fue primero, la gallina o el huevo'. Quién pudo influir a quién es algo de secundaria importancia pero lo que está claro es que esta comunión (Steven Wilson es el productor de Damnation) dió como resultado álbumes del calibre de Damnation y el primer disco de Storm Corrosion. Un sonido único que cambió el panorara del Rock-Prog de la última década. Ahí es donde Damnation, grabado en 2003, resulta ser un álbum imprescindible.





9 comentarios

TSI-NA-PAH dijo...

El disco de la madurez de Opeth! A partir de aqui me gustaron, ami tambien me cansa las voces guturales!
A+

Objetivo10gb dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y veo que cuadra mucho con mis gustos musicales. Creo que me voy a pasar mas a menudo por aqui.

Si quieres visitar mi blog es el siguiente:
http://objetivo10gb.blogspot.com.es/

Dr. Quatermass dijo...

Opeth es una banda impresionante, a mi también me gusta más cuando Mikael canta con su voz limpia, pero me gustan todos los discos. Has escuchado el último? han enterrado los gruñidos y a mi me encanta, más que este que comentas, que también está muy bien.

Anónimo dijo...

Saludos.

Contrario a varios de ustedes a un servidor le fascina el Death Metal pero discos como el mencionado y otras joyas como el "Where at Night the Wood Grouse Plays" de Empyrium y el "Origin" de Borknagar son una autentica delicia. Les recomiendo que busquen los discos que menciono asi como el ultimo de Opeth que ya citaron. Otra banda que se recomienda sola y que pienso que tiene todo para estar en "Los Imprescindibles" es Riverside. Chequenlos, seguro son de su agrado.

Un feliz año para todos.


El Embrujado.

Benet dijo...

TSI-NA-PAH: A mí me gusta tan sólo este álbum y algo su último disco.

Objetivo 10gb: Muy buen blog. Acabo de visitarlo y me ha parecido genial. Te he hecho un link para incluirte en el apartado 'LOS MEJORES ROCK BLOGS'.

Dr. Quatermass: El último está muy bien, pero me parece inferior a Damnation. A ver si se deciden a enterrar definitivamente los gruñidos.

El Embrujado: Tomo nota de estas referencias. Muchas gracias.

Carlos Regalado dijo...

en mi opinión a mi me gustan Opeth, es su estilo, Rock progresivo y death metal potente, a mi me gusta, no soy metalero radical que me voy por lo "fuerte" sino no me hubiera gustado esta banda, creo que es cuestion de gustos, sin duda que para este en especial Steven Wilson fue inspiracion y ademas fue en el que colaboro en el estudio, ya que fue su productor, luego de Black Water Park, Wilson fue quien produjo la musica y ayudo en estudio. Ya es de bastante la amistad entre Mikael y Wilson, creo que es un muy buen duo, ambos aportan lo suyo.

Si yo te dijera porque disco de Opeth me voy, pues diría que por Blackwater Park, ya que tiene lo característico de Opeth, de este disco se deriva mucho de los trabajos de la banda, lo pesado como el álbum "Ghosth Reveries" y lo tranquilo como "Dammination" o "Heritage"

Benet dijo...

Carlos Regalado: Blackwater Park no me acabó de llegar. Prometo darle otra escucha, a ver...

Lou Rambler dijo...

Opeth siempre ha sido una banda de metal progresivo, desde sus mismos comienzos, al principio incluso partiendo del black metal más que del death. En cuanto a Mikael Akerfeldt creo que es el mejor y más versátil vocalista del metal extremo, tanto en sus voces guturales como en las limpias, que ya combinaba con maestría desde bastante antes de colaborar con Wilson, aunque con éste las llevara a un nivel superior. Steven Wilson flipó cuando los escuchó por primera vez (probablemente con el impresionante "My Arms, Your Hearse" de 1998) y por eso les produjo tres discos en dos años, en los que además colaboró con voces, guitarras, mellotrón... Pienso que "Blackwater Park" es una obra mestra, al igual que este maravilloso "Damnation", y "Deliverance" tampoco les anda muy lejos aunque sea más duro. Los tres producidos por Wilson. La influencia entre ellos es mutua, Porcupine Tree endurecieron y enriquecieron su sonido a raiz de esa colaboración y Opeth probablemente alcanzaron su cumbre creativa y sonora en esa época, nivel que mantuvieron en "Ghost Reveries", ya sin la producción de Wilson.
Benet, disculpa el tocho, pero es que para mí es un gusto poder hablar sobre Opeth en algún blog, ya que no es algo habitual. Te recomendaría que dieras una nueva oportunidad al resto de trabajos de Opeth, porque varios de ellos están entre lo mejor que ha salido en las dos últimas décadas en el mundo del metal.
Saludos.

Benet dijo...

Lou Rambler: A Blackwater Park ya le voy encontrando el gusto. Al principio me costó pero más lo escucho más me gusta. Estoy escuchando varios discos de metal progresivo para ver cual pongo en esta serie y creo que Blackwater va a ser el elegido.