LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LV): CAN 'TAGO MAGO'

CAN-TAGO MAGO

TAGO MAGO



Una cosa está clara; he tardado en ponerme con Can y es que la música de esta banda alemana no es de fácil comprensión para un servidor. Con este grupo me ha pasado lo mismo que con Radiohead, Velvet Underground o la primera etapa de Frank Zappa con The Mothers. O sea, que me cuesta entrar, lo reconozco. Tras varios infructuosos intentos sin poder en casi ninguna ocasión de poder terminar un álbum entero, cojo 'por los cuernos' Tago Mago y me lo trago enterito. Pocas veces he tomado mejor decisión ya que, sin rubor os diré que viví una auténtica 'experiencia'. Sé que muchos diréis, ¡pues como Van der Graaf!. Nada que ver. Si los ingleses no son de fácil factura musical, Can me resultan de más difícil comprensión. Y es que el Universo Can es un conglomerado musico-político de órdago. Retrotraerse ahora a los movimientos estudiantiles de finales de los 60 no es momento ya que alargaría tediosamente el artículo (aunque quizás valdría la pena en otra ocasión), pero que tengáis en cuenta que Can y tales movimientos sociales no están disociados.

CAN TAGO MAGO

Centrándonos en su música y mi experiencia con ella os diré que Tago Mago es una maravilla, cosa que más de uno me dirá ¡pues vaya descubrimiento! pero para los que no hayan entrado en el Universo Can, decir que, al menos en mi experiencia, Tago Mago es el álbum ideal para conocerlos. Mi consejo, basado en mi experiencia, es que hay que entrar por ahí. 
Con este disco doble de 1971, he descubierto un nuevo estilo; una manera de hacer y entender la música totalmente diferente. Puede que ahora no sea tan novedoso ya que Can ha influenciado a muchas bandas y estilos pero, haced el ejercicio, mientras lo escucháis, de imaginar que os encontráis en 1971. Ahí, la cosa cambia ya que veréis su originalidad. 

CAN

Los ritmos funky de la batería de Jaki Liebezeit suenan como un constante percutir chamánico que te hace alucinar. Continuos y constantes (que no pesados), son unos ritmos que dan a la base musical de Can  una personalidad única, ritmos apoyados magistralmente por el bajo de Holger Czukay. 
Con todo, nos encontramos con un universo musical con personalidad propia configurada por una confluencia de estilos como free-jazz, psicodelia o vanguardias de primera mitad del s.XX.
En cuanto al contenido musical, personalmente me quedo con las primeras piezas: Paperhouse, Mushroom, Oh Yeah y Halleluwah, curiosamente lo más accesible del disco, pero cuidado, hay que escucharlo ¡todo! incluyendo las más atonales Aumgh y Peking O.
No me voy a extender ya que no soy un experto ni en Can ni en Krautrock, pero mi propósito es comunicar y lo mejor en este caso es transmitir la necesidad de escuchar esta maravilla.
Ya me diréis.


5 comentarios

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Si tuviese que elegir cinco discos de rock de los setenta, "Tago Mago" no faltaría jamás. Tan perfecto como "Ziggy Stardust", "Sticky Fingers", "Fun House" y "Highway To Hell", pero mucho más original. Si te ha gustado este disco de Can, Benet, no deberías dejar pasar "Ege Bamyasi", "Future Days" o "Monster Movie" y probar con otros grupos kraut como Neu!, Faust o Cluster.

Saludos.

Johnny dijo...

Un disco espectacular. Suscribo el comentario del amigo Gonzalo, yo siento especial devoción por Neu!, pero gracias a él descubrí de Can el "Ege bamyasi" y a día de hoy me parece tan grandioso como el "Tago mago". Abrazo.

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien le hice un post en el blog que me eliminaron!Este disco es la piedra angular del Krautrock, estos dias he estado sumergido en muchas bandas como La Düsseldorf, Guru Guru,Novalis,etc....
A+

Benet Rockfloyd dijo...

Gonzalo Aróstegui Lasarte: Me apunto estos discos y grupos. Estoy metiéndome en el mundo Kraut y me interesan estas referencias tuyas.
Muchas gracias.


Johnny: No conozco Neu!. Voy a ponerme con ellos.

TSI-NA-PAH: Yo voy a meterme de lleno en el Krautrock. Más escucho, más me gusta.