LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LIX): YES 'RELAYER'


rockfloyd

Ahí va otra entrega para los fans de Yes. Por ahora ya llevamos comentados: Fragile, Close to the Edge y Tales from Topographic Oceans con lo que, claramente faltaba esta otra gran e imprescindible obra. También he de decir que no será la última de Yes en estar en esta serie.
Relayer fue lanzado en 1974 año en que el Rock empezaba a mirar hacia otra dirección y en la que los grandes dinosaurios del Rock Progresivo empezaban a correr un leve pero latente peligro de extinción. Aún quedaba mecha y ello lo demuestra que en aquel año se editaran obras como Starless and the Bible Black de King Crimson o el insuperable The Lamb Lies Down on Broodway de Genesis. 

rockfloyd










Con Relayer entramos con el viejo tema de los gustos; para unos el mejor álbum de Yes y para otros, lejos de Close to the Edge. Personalmente considero a Relayer como una obra maestra y un disco imprescindible en cualquier colección de Prog aunque prefiera Close to the Edge. Cuestión de gustos.


Relayer quizás sea la obra más agresiva y 'delirante' del grupo quedando muy lejos de la paz espiritual que nos proporcionó su anterior disco, Tales From Topographic Oceans mucho más pacífico y místico. 
Con una estructura que parece calcada de Close to the Edge, Relayer abre con The Gates of Delirium, una pieza con letras inspiradas en Guerra y Paz de Tolstoi y que dura más de 20 minutos, con lo que ya ocupaba toda la cara A del vinilo y con dos piezas que ocupaban la cara B.



The Gates of Delirium es lo mejor del disco sin duda alguna. Se trata de una épica pieza musical excelsa. Imposible pero inevitable compararla con Close to the Edge. ¡No lo hagáis!, no tiene nada que ver, simplemente escuchadla ya que se trata de una experiencia musical única.
La cara B abre con Sound Chaser, también muy agresiva y complicada. To Be Over que finaliza el disco es como un remanso de paz después de escuchar toda la suite de la cara A más Sound Chaser.


rockfloyd


Ya sé que las comparaciones son inevitables ya que Relayer es posiblemente la última gran obra de Yes y el recuerdo de Fragile y de Close to the Edge está muy cerca. Todas ellas son obras incomparables y de una calidad incontestable con lo que mejor valorar cada obra en sí.
Otro punto y muy importante a comentar es que se trata del único disco que grabaron con el teclista Patrick Moraz que entró sustituyendo a Rick Wakeman. Ante una prueba así cualquiera se echaría a temblar pero lo cierto es que el Sr.Moraz dió la talla. 

rockfloyd
Tampoco pasará por alto la bellísima portada dibujada, ¡como no! por Roger Dean que en esta ocasión nos ofrece otro regalo para los ojos con un tolkiano paisaje con dos guerreros atravesando un puente. Y es aquí cuando servidor reivindica el poder del vinilo para llevarnos al éxtasis mientras escuchábamos estas obras de Yes a la par que disfrutábamos de tan bellas visiones. 


10 comentarios

lennon dijo...

Amigo Benet: Es claramente un imprescindible, dentro de la discografía Yes, dentro de la discografía Prog y dentro de la música toda. Siempre tuve la impresión de que Yes había continuado con Relayer desde el punto en que había dejado con Close To The Edge y que Tales ... había sido un intermedio poco relacionado con estos y con una pizca de ambición excesiva. Ciertamente, Frafile, Close To The Edge y Relayer componen una trilogía excelsa, aunque no debamos olvidar a The Yes Album como el prototipo.
relayer tiene otra particularidad y es que es el único disco de Yes que llegó a grabar Patrick Moraz, que le imprimió una energía algo loca a los teclados [el comienzo de Sound Chaser, por ejemplo] y también una sutileza extraordinaria [To Be Over]. Cubrió, no obstante, la priemra ausencia de Wakeman, indispensable en el sonido emblemático de la banda. Pero lo hizo dejando una huella positiva. En cuanto a los temas, mi preferido de este disco es To Be Over, por la energía lírica que emana y el sonido "climático". Los otros dos temas no es que queden muy atrás, tienen ambos un altísimo nivel. Pero a fuerza de ser sinceros, en su momento me pasó que The Gates Of Delirium [de inevitable comparación con Close To The Edge] no me sorprendió como sí lo había hecho la suite de Close To The Edge. Con esta última me ocurrió de escuchar por primera vez el tema y pensar que era un tipo de música que jamás había creído posible.[Close To The Edge fue el disco a través del cual llegué a Yes] Con Relayer eso ya no ocurrió, porque sabía que tal música era posible. Por otro lado, esa misma circunstancia me llevó a iniciar la audición de Relayer con más fruición y expectativa, deseando que la magia se repitiera. ¡Qué tiempos en los que uno era tomado por sorpresa al revisar las bateas de las disquerías y divisaba una novedad inesperada! Al menos eso ocurría eso en el Montevideo de los '70 a donde no llegaban muchas publicaciones especializadas que anunciaran las novedades y a donde los discos llegaban con sensible retraso a su salida original, según la dinámica de los sellos editores locales.
Siempre consideré que Relayer aparecía subvaluado. Tu inclusión en los Imprescindibles, le hace justicia.

Un abrazo desde Uruguay
Los espero en http://abbeyroadcostaazul.blogspot.com

Benet Rockfloyd dijo...

lennon: Relayer merecía la inclusión en esta serie, pero falta alguno más ya que no descarto The Yes Album ni Going for the One que me parecen sublimes.
Yo en cambio prefiero The Gates of Delirium a To Be Over. Creo que esta suite es la que da verdadera esencia a esta magna obra.

Benet Rockfloyd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ariel dijo...

Saludos amigo Benet, de acuerdo contigo, éste delirio "yesiano" es una obra maestra desde la primera y hasta la última nota. Curiosamente, "Relayer" fué el primer disco de Yes que escuché y por nada renunció de por vida a esta banda, estaba muy tierno y fue demasiado para mis oídos y mi razón, pero había algo que me hacía revisitarlo de vez en cuando, como si esperara que cada vez hubiera cambiado, hasta que se fue desplegando con todas sus maravillas y convertirse, como tú dices mi "cuate", en un imprescindible.

Un abrazo desde mi México adolorido, pero lleno de esperanza.

antonilópez dijo...

Guardo el disco como oro en paño. Sin duda una gran obra maestra de Yes. rRespecto a la portada, es una delicia, sin duda, me encantan las ilustraciones de Roger Dean.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Curioso amigo, en estos momentos estoy escuchando a YES!Un disco impresionante, creo que la llegada de Moraz aporto frescura.Aunque como dices en aquella época salio Starless and the Bible Black de King Crimson y me quedo con este ultimo.
A+

Benet Rockfloyd dijo...

Ariel: Cierto que cuando eres 'tierno', escuchar este tipo de música te puede.

antonilópez: Roger Dean siempre grande. Qué gustazo aquellos vinilos.

TSI-NA-PAH: Estoy valorando Starless...como imprescindible. Seguramente lo incorporaré.

Red_Army dijo...

Muchas felicidades por estas entradas, realmente ayudas a jovenes rockeros como yo para instruirnos un poco mas en estos generos, gracias por este blog, espero sigas adelante con este proyecto porque siempre es rico leerte, sigue asi.
PD: Al gun dia puedes hacer un post sobre los mitos que hay sobre la cancion hotel california de los eagles? o me puedes dar tu opinion personal? crees que es satanica? creo que el rock por desgracia lleva ese mito, valdria la pena un post dedicado a derribar esos mitos.

Benet Rockfloyd dijo...

Red_Army: A mí nunca me ha parecido muy satánica. Hace tiempo que me propuse escuchar el vinilo del revés para ver si hay 'mensajes ocultos', pero... no sé.
Cojo tu reto sobre el satanismo en los Eagles. Me pondré en ello un día de estos. Quizás en verano con más tiempo.

Anónimo dijo...

Apaga la luz cierra los ojos escucha relayer y sera la experiencias mas maravilloso que tus oidos hayan escuchado si de acuerdo obra sublime lo tengo en vinilo es un tesoro invaluable si señor ,agradezco que lo comentes y lo incluyas en los inprecindibles relayer lo vale y seria una injusticia no tenerlo en la lista,saludos desde Mexico.