LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LXXIII): URIAH HEEP 'DEMONS AND WIZARDS'






Entre 1970 y 1973, Uriah Heep lanzó una serie de obras que competían directamente con las de bandas como Led Zeppelin, Deep Purple o Black Sabbath. Colocados, injustamente, por detrás de estos, Uriah Heep no solo los igualaba sinó que, en más de una ocasión, los superaba. Y para muestra, el disco que hoy comentamos. 




Demons and Wizards, lanzado en 1972 era su cuarto disco y, probablemente puede que su obra cumbre.
Si Salisbury es su álbum más experimental y progresivo, Demons and Wizards es, probablemente su obra más Hard (dentro de la época Byron). Pero la mayor participación de guitarras no le resta un aura de Rock Progresivo. Primeo porqué los teclados de Ken Hensley ayudan y mucho a ello, segundo porqué The Spell es perfectamente encajable en el Prog.
En cuanto a contenidos, estamos ante una obra excelsa de principio a fin. Desde la acústica The Wizard hasta The Spell, encontramos un nivel musical que se codea perfectamente con lo mejor de Deep Purple y de Black Sabbath.  Tras las rockeras Traveller in Time y Easy Livin' viene una joya en la que luce como nunca el nivel vocálico de David Byron. Son incontables las veces que he pinchado Poet's Justice. Sencillamente inenarrable tal experiencia. Y es que aquí está lo mejor que aportó Uriah Heep: el tratamiento de las voces. Si a más de uno le puede resultar exageradamente teatral y barroco Bird of Prey de su álbum Salisbury, que no siga adelante con Uriah Heep. David Byron es lo mejor que el Rock nos ha dado, vocálicamente hablando. Alguien que no tuvo nada que envidiar Ian Gillan o Robert Plant. Otra cosa son los gusto y las preferencias, pero a mí, escuchar a David Byron me supone un éxtasis que me resulta difícil de explicar y que tan solo hay que escuchar Poet's Justice o The Spell para darse cuenta que Uriah Heep llevaban entre sus filas a lo mejor de lo mejor de entre los vocalistas de aquellos años.



A más de uno no le pasará por alto la magnífica portada del disco diseñada por Roger Dean. El mismo que realizó la de su siguiente, y también excelente álbum, The Magician's Birthday. El dibujo ya es indicativo de lo que musicalmente hay dentro, un mundo de magos y fantasía que pasado por el tamiz guitarrero del infalible Mick Box, por los teclados de Ken Hensley y la voz de David Byron da como resultado una obra única.
Mick Box nunca ha sido uno de mis guitarristas preferidos pero reconozco que le da una personalidad al sonido de Uriah Heep que haría impensable otro guitarra entre sus filas. Su sonido es único al igual que los teclados de Ken Hensley. En cuanto a David Byron, su enfrentamiento con el resto del grupo y, sobre todo con Ken hizo que aquel fuera despedido de la banda. Su posterior muerte debido a los excesos con el alcohol hizo imposible cualquier reconciliación. Pero Uriah Heep siempre ha tenido buen ojo con los vocalistas, aunque  reconozcámoslo, ninguno como David. 

4 comentarios

José Ramón dijo...

Este fue el primer disco que escuche de ellos. Lo compré de entrada por la portada de Roger Dean (quién merece otro post) pero los primeros compases de guitarra de The Wizard me cautivaron totalmente. ¡Una joya, si señor!

Mandy Savoy dijo...

Mas para mim, a melhor banda de rock progressivo ainda é o YES.

BlogFacebookTwitter

Víctor Hugo dijo...

Obra Maestra.

Y gracias a una de las canciones de Bonus Track que trae una edición suya, "WHY", con ese pedazo de trabajo en el bajo eléctrico, mi log tiene nombre :)

Benet Rockfloyd dijo...

José Ramón: Me apunto lo del post a Roger Dean.

Mandy Savoy: Y no te olvides de Genesis.

Víctor Hugo: No conozco esta canción. Miraré esta edición que comentas.