LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LXXVII): AMON DÜÜL II 'YETI'

www.rockfloyd.com

























Aún me queda mucho por tratar sobre grupos del ¿bien denominado? rock alemán pero haciendo una selección de bandas germánicas llego a una conclusión y es que lo mejorcito se lo reparten entre Can y Amon Düül II. Personalmente me atraen más estos últimos con lo que vamos a hacer una selección de su mejor obra y a tratar de analizarla por encima (no se trata de aburrir al lector). 
Amon Düül II surge a finales de los sesenta como escisión de una comuna. La inseparable relación musico-político de estas bandas alemanas hace que, como en este caso concreto, se tienda a una vida comunitaria donde se hacía música y política, claro. De esta comunidad hippie hubo quién se dedicó más a los temas políticos sin desvincularse de la música, caso de Amon Düül I y quién dió más prioridad a lo segundo como Amon Düül II. Hubieron también un III y un IV 'Duules' pero desconozco por ahora su legado.
Claramente, el caso más relevante es el del grupo que nos ocupa. 

Con una colección de discos literalmente 'imprescindibles' grabados en la primera parte de los setenta, Amon Düül II se erigen como lo mejorcito de más allá del limes. Con un nombre que ya de por sí nos da una pista del terreno religioso o místico por el que se mueven: Amon era un dios egipcio y Düül, turco, nos ofrecen una música con una atmósfera única, irreal, misteriosa e incluso tenebrosa. De dificil audición (como gran parte del rock alemán en aquella época), hay que escuchar muy atentamente sus obras y, mejor en varias ocasiones. 
Dados en una etapa inicial en la cual está Yeti, su segundo álbum y, probablemente su obra cenital, a temas largos y a la improvisación, Amon Düül cumple con una de las características de esta etapa primigenia del rock germánico. Debemos entender esta tendencia a la improvisación como una manera de 'atentar' contra el establishment musical anglosajón. También hay que decir que en álbumes posteriores irían dejando esta tendencia. 
Como ya he mencionado anteriormente, el misticismo es dominante en su obra y, sobre todo, en sus dos primeros álbumes: Phallus Dei y Yeti.  Este último es sencillamente brutal y una obra de obligada escucha para todo aquél aficionado al rock progresivo. Aunque personalmente me apasionan otros discos de ellos como su gran Wolf City, he de reconocer que Yeti es la esencia pura del rock alemán y un ejemplo de lo que se movía en 1970 por aquellos lares. 
Música complicada, temática mística (aunque alejados de Popol Vuh) y tenebrismo que se conjugan para dar lugar a Yeti, una obra maestra.
Un grupo que aunque utilice la tecnología, no llega a una profusión de aparatos electrónicos como sus contemporáneos Tangerine Dream o Klaus Schulze. La masiva utilización de electrónica era una constante en el rock alemán por aquellos años con lo que Amon Düül II marcan una sutil diferencia con sus vecinos pero sin apartarse para nada del movimiento musical germánico de los setenta.



3 comentarios

javierfuzzy.blogspot.com dijo...

Totalmente de acuerdo en que Amon Düll II junto a Can son las mejores bandas del krautrock, los primeros basados en el sonido preponderante de la guitarra, los segundos en el tiempo de la percusión. No me parece su sonido tan complicado dentro de lo que se estilaba entonces en otros grupos alemanes como Ash Ra Temple, Faust o Cluster. "Yeti" es una obra fantástica, grandiosa, un claro ejemplo de lo mejor que produjo la banda alemana.
Muy merecida entrada.
Saludos,
JdG

Benet dijo...

Javier de Gregorio: Los otros grupos que nombras, ciertamente eran más complicados. Nos quedamos con Can y con Amon Düül.

JUAN CARLOS RUSTARAZO dijo...

Realmente una banda complicada. Hay que tener bemoles para digerir sus albumes. No obstante "Yeti" lo compré en un inicio y me pareció embarullado y farragoso. Lo llevé un tiempo en el coche, y acabé haciendome a él, y me encanta. Tal vez es lo que necesita muchas veces un disco, ser oído hasta conocer su entramado.