LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LXXVIII): MIKE OLDFIELD 'INCANTATIONS'

























Con su cuarto álbum, Incantations, de 1978, completo mi trilogía favorita de Mike Oldfied junto a Tubular Bells y Ommadawn
Creo que va a ser una inclusión en la que no todo el mundo va a estar de acuerdo ya que no pocos han tachado Incantations de excesivamente largo, demasiado minimalista e incluso pesado. En absoluto estoy de acuerdo con tales observaciones salvo la de minimalista. Puestos a empezar, comentaré que la portada me encanta con ese fondo de una playa menorquina y nuestro protagonista en primer plano, resultando un todo que me sugiere algo interesante. Y es que la música que encontramos en Incantations es un remanso de paz y un éxtasis musical. Dividido en cuatro partes, creo que la última es de tal belleza que no puede dejar indiferente a nadie. Sencillamente sublime.




Creo que deberíamos evitar las comparaciones con sus obras anteriores: Tubular Bells, Herdgest Ridge y Ommadawn no tienen nada que ver con Incantations. Este último pierde el carácter folk de los dos anteriores y gira hacia una mayor complejidad de orquestación y hacia un minimalismo acentuada por el uso, exhaustivo en este disco, de vibráfonos, xilófonos, tambores  y demás instrumentos de percusión que consiguen crear, junto con las bellísimas voces de los coros femeninos, un aura onírica que ningún disco de Mike Oldfield ha conseguido igualar.Y es que cualquier amante del vibráfono quedará encantado con la cuarta parte de Incantations. A estos pasajes percusivos súmase los quejidos que Mike arranca de su guitarra y las voces femeninas para obtener un resultado único en la música.



No pretendo ser exagerado pero Incantations me vuelve loco. Es uno de esos discos que me llevaría a una isla desierta y, en contra de la opinión de no pocos, pienso que no es nada pesado.



2 comentarios

José Ramón dijo...

Como soy fanático de Oldfield decir que este disco me alucina es no decir nada. Es repetitivo. ¡Y que! Ya me hubiera gustado estar en las actuaciones en directo que además pasaron por España.
Que lastima que despues de Tubular BeIIs II cada vez su trabajo fuera menos interesante. Veremos a ver la nueva obra que va a sacar de la que no espero nada.

Benet Rockfloyd dijo...

José Ramón: Mucha gente lo calificó de repetitivo pero creo que es un álbum en el que no sobra nada.
Yo creo que lo menos interesante ya viene de antes de Tubular Bells II. Creo que su última gran obra es QE II, a partir de aquí pierde mucho su interés.