LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LXXIX): EMERSON, LAKE & PALMER 'TRILOGY'


























Trilogy (1972) es junto a su primer álbum y Brain Salad Surgery, la trilogía excelsa de E,L&P. Después de sus excesos sinfónicos con Pictures At An Exhibition y el barroquismo de Tarkus, el trío recupera la frescura de su primer álbum y ofrece una de las grandes joyas del rock progresivo. En cuanto a Pictures At An Exhibition, tengo que decir que es una obra que me encanta pero hay que reconocer que tras este experimento sinfónico hay una pérdida de originalidad y frescura que sí tiene Trilogy. Vuelta al estilo de su primer álbum que más de uno agradeció. 



Tras una portada de aquellas que se te quedan, hay un excelente fotomontaje de Storm Thorgerson en el que se ve al trío fotografiado varias veces en parecida pose en un bellísimo y enigmático bosque inglés, Epping Forest para ser exactos.
Y si la portada puede resultar enigmática, no os cuento la música que hay dentro. La cosa empieza con The Endless Enigma (P.1) con la que ya tenemos grandiosidad asegurada y que continua con la Parte 2 más adelante. Como no podía faltar el momento de Greg Lake, en este disco lo encontramos con From The Beginning. En casi todos sus discos está la 'delicatessen' de Lake y claro, aquí no podía faltar ese paréntesis de paz y belleza acústica. Tras ese momento más relajado, nos viene una de esas 'extrañezas' por llamarlo de alguna manera, a que nos suelen acostumbrar de cuando en cuando. En The Sheriff, Keith Emerson se lanza tal cual pianista de saloon entre medio de tanta grandeza electrónica, disparos incluidos, a un juego musical divertido. Junto a Living Sin se trata de piezas más cortas y con un carácter más lúdico y desenfadado que el resto de composiciones. Los considero los momentos más bajos del disco, sin que ello quiera decir, ni mucho menos, que no valgan la pena. Pero es que con el resto de piezas, poco hay que valorar.


Junto a las impresionantes partes 1 y 2 de The Endless Enigma, está lo mejor del disco y que en la edición de vinilo coincidía con la primera pieza de la segunda cara, Trilogy. Posiblemente lo mejor del disco, Trilogy empieza suavemente para introducir en poco tiempo un ritmo trepidante a la par que soberbio. Una pieza difícil de olvidar y uno de los mejores momentos del rock progresivo.
Para finalizar, Abbadon's Bolero, con su aire marcial y un crescendo épico es el postre ideal de una de las mejores obras de rockprog que uno puede escuchar.




5 comentarios

Aldo dijo...

Discazo, imprescindible de imprescindibles!.. Justo vengo escuchándolo bastante, y en vinilo, si vale el detalle.. Un abrazo

Bruno dijo...

Uno de mis favoritos de siempre, recuerdo la cinta de cassette original de mi padre cuando era niño.

Un saludo.

javierfuzzy.blogspot.com dijo...

Sus dos primeros discos son los que más me gustan, y de ellos no sabría cual elegir. Los demás (sin contar el "Tarkus"), sin desmerecer un ápice, me parecen más sinfónicos, demasiado elaborados a veces, menos emocionantes quizás, en el sentido más exacto de la palabra.
Muy merecido homenaje a la banda.
Saludos,
JdG

Benet dijo...

Aldo: En vinilo es una maravilla. Es toda una experiencia abrir la carpeta y ver la escena del bosque.

Bruno: Pues muy buen gusto por parte de tu padre. Ya me gustaría que mis hijos se influenciaran de buena música.

Javier de Gregorio: Personalmente me gusta más su primer disco que Tarkus aunque este también tendrá su lugar en esta serie.

JUAN CARLOS RUSTARAZO dijo...

Estoy de acuerdo. Este trabajo retorna la frescura y la innovación en la composición de los temas. Aquí parece que la banda empieza a tener claro el camino a recorrer y se ponen serios.