LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (LXXXI): YES 'GOING FOR THE ONE'

GOING FOR THE ONE, YES

www.rockfloyd.com


Grabado en 1977, Going For The One es su octavo álbum en estudio y supone la vuelta de Rick Wakeman a la banda después de abandonar tras grabar Tales of Topographic Oceans en 1973. Esto suponía una vuelta al clasicismo en detrimento a los sonidos más jazísticos que Patrick Moraz introdujo en Relayer, el disco previo a Going For The One. Así pues, con un line-up formado por John Anderson, Steve Howe, Chris Squire, Rick Wakeman y Alan White, en 1977 sale de los estudios de grabación el excelente Going For The One.


www.rockfloyd.com
Pero si el disco supone una vuelta a una línea más clásica, la portada representa una ruptura con la línea seguida hasta ahora. En esta ocasión, el grupo se decide a contratar a la empresa Hypgnosis para el diseño de la misma, prescindiendo en esta ocasión del buen hacer de Roger Dean. La portada mostrando un hombre desnudo mirando a las torres Century Plaza Towers de Los Angeles, no tiene nada que ver con los mundos de Roger Dean.


www.rockfloyd.com






Comparativamente, Going For The One mantiene los estándares altísimos de calidad que Yes estaba dando en los 70, pero esta 'edad clásica' se iba a acabar pronto. El disco sería el último de sus grandes obras ya que a partir de aquí ya nada volvería a ser lo mismo. Algún que otro buen álbum (Tormato) pero poco más. Las directrices musicales ya hace tiempo que miraban hacia otro lado y los grandes dinosaurios del rock progresivo, o se reciclaban (caso de Genesis y los mismos Yes) o morían. Permítaseme recordar la honrosa excepción de King Crimson, que supo mantenerse en los 80 con una música progresiva de altísima calidad sin necesidad de ceder ante cualquier atisbo de comercialidad.



El disco abre con la canción que da nombre al mismo; una pieza que me suena diferente a lo hecho anteriormente pero, una muy buena introducción. 
Turn Of The Century con una gran exhibición de piano por parte de Wakeman sigue manteniendo el nivel hasta llegar a Parallels o lo que es lo mismo 'el momento Squire'. Aquí se nota la mano del bajista que nos devuelve a la agresividad de un Roundabaut del contundente Fragile o de aquella fantástica Siberian Khatru de Close to the Edge.
Giramos la cara (mucho mejor si disponemos de vinilo para el disfrute del despliege de la tapa)
www.rockfloyd.com
y nos encontramos con el momento más dulce del álbum, Wonderous Stories. Y de aquí a la eternidad ya que nos viene a continuación lo mejor del álbum, Awaken, una suite que ocupa casi toda la cara y que es una auténtica joya así como uno de los grandes momentos del rock progresivo. Aquí, Yes se acerca (digo acerca que no iguala) a la excelsa Close to the Edge o The Gates of Delirium de Relayer.



www.rockfloyd.com



















Es inevitable un punto de subjetividad con el que fue mi primer disco de Yes pero una cosa está clara, es imprescindible su audición y, para el que escribe, la última gran obra de Yes.

5 comentarios

Víctor de la Cruz González dijo...

Muy bueno

Canciones Prohibidas

antonilópez dijo...

Recuerdo cuando salió el disco al mercado, la primera sensación que me dio al ver la portada, fue bastante negativa. Yo era un enamorado de las portadas de Roger Dean, y me llevé un disgusto muy grande. Respecto a los temas del disco he de decir que también me decepcionaron bastante. a pesar de la vuelta de Wakeman, el disco para mi no estaba a la altura de los anteriores.Tienes razón en decir que Awaken es lo mejor del álbum. A partir de entonces le perdí la pista a Yes.

Un saludo

Benet Rockfloyd dijo...

Victor de la Cruz González: Me alegra de que te guste.

antonilópez: Luego de este disco tienen un muy decente Tormato pero luego, especialmente en los 80 se convierten en algo que roza en ocasiones, lo más bajo. Cierto que la portada pierde respecto a lo anterior. No sé que les llevó a dejar a Roger Dean.

Anónimo dijo...

Comento lo único que se de esto: la portada. Prefiero las portadas de Paul Whitehead (Trespass, Nursery Cryme y Foxtrot) o incluso la desconocida Betty Swamwick (Selling England by The Pound) y por supuesto, Roger Dean, a Hypgnosis. Ellos hacían portadas (Dark Side of the Moon, Peter Gabriel 1,2 y 3 o The Wall) pero desde el punto de vista de belleza y dificultad, pierde mucho, creo yo.

Prometo escuchar el disco, pero es que tengo muchas asignaturas pendientes (R.E.M., Emerson Lake & Palmer, King Crimson más allá de Discipline, Jethro Tull... y la lista sigue) y ya no se que escuchar primero.

Saludos!

Anónimo dijo...

es un discazo going for the one(buscando la unidad) awaken en 1978 yo lloraba viva yes