LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XCII): STEVEN WILSON 'GRACE FOR DROWNING'



Cuando Steven Wilson grabó su primer álbum en solitario, Insurgentes, en 2008, muchos quedamos gratamente sorprendidos de escuchar una obra que, en parte, no se alejaba tanto de lo hecho en Porcupine Tree. Insurgentes, a su manera, aún llevaba el germen de su banda. 
Si damos un vistazo al material de Porcupine Tree, desde 2002 en que editaron In Absentia hasta 2009 con The Incident, observaremos una serie de obras que pueden considerarse de lo mejor del Rock Prog, pero justo antes de The Incident, último álbum en estudio de Porcupine Tree, Steven Wilson, que recordemos ya había hecho trabajos con otros artistas, va y se lanza en solitario con Insurgentes. Hasta ahí, nada nuevo ya que esta opera prima mantiene el nivel de lo hecho hasta entonces. 




Pero llega 2011 y el Sr. Wilson nos asombra con una obra totalmente diferente; mucho más psicodélica y con un guiño a los setenta, que nos deja a sus seguidores totalmente atónitos. Se trata de Grace For Drowning, una obra maestra del Rock Progresivo y una verdadera dosis de vitalidad hacia este estilo. Mientras Insurgentes mantenía la agresividad de los últimos discos de Porcupine, Grace For Drowning se suavizaba para adoptar un sonido mucho más relajado pero también más oscuro. Se trata, y aquí lo remarco, de un disco bellísimamente oscuro donde se nota la influencia de Mikael Akerfeldt, líder de Opeth. 





Una cosa está clara y es que hay que escucharlo con calma, sin prisas y, aún así, habrá que insistir varias veces. Puede que no sea fácil de digerir a la primera y, muy posiblemente, se tendrá que repetir su escucha ya que hay pasajes que se van conociendo con el tiempo; detalles que pueden pasar desapercibidos y que apreciamos en posteriores escuchas. No podemos dejar nada en el plato ya que todos los ingredientes tienen su valor. Escuchar Deform To Form A Star, Remainder The Black Dog o Raider II nos devuelven a los mejores momentos del Rock Progresivo; a una etapa que parecía estar olvidada en el tiempo; a una era dónde no existía la prisa y disfrutábamos de cada nota musical una y otra vez sin cansarnos. 



Y ahora demos entrada a sus colaboradores: nada menos que Jordan Rudess, Theo Travis, Toni Levin, Trey Gunn y el mismísimo Steve Hackett, entre otros muchos. Con tal elenco era imposible que saliera algo mal. Todos ellos configuran una obra misteriosa, oscura, casi tenebrosa y que consigue engancharte de principio a fin. Grace For Drowning no puede dejar indiferente a nadie. Es posible que más de uno prefiera Insurgentes o su tercera y última obra, The Raven That Refused To Sing (And Other Stories) pero esto ya es cuestión de gustos ya que estamos delante de tres obras monumentales. Por mi parte me quedo con Grace... y con The Raven... pero esta última la dejo para más adelante.


4 comentarios

Javier de Gregorio dijo...

Tengo una laguna enorme con Steven Wilson y Porcupine Tree que espero paliar, algun día. Tis comentarios me servirán de guía.
Saludos,
JdG

Benet Rockfloyd dijo...

Javier de Gregorio: No puedes perderte los discos de Porcupine Tree: In Absentia, Deadwing y Fear of a Blank Planet. Los 3 están comentados en mi serie de Los Imprescindibles. Son absolutamente de obligada escucha.
Ya me contarás que te parecen.

Jose_Genesis dijo...

Benet, muy acertada elección de este gran disco de Steven Wilson y muy buen análisis musical. Grace for growning es una propuesta musical que se tiene que rescatar no sólo por la multiplicidad de atmósferas, calidad sonora y artistas que intervienen, sino también porque es un álbum doble que guarda una coherencia innegable y que ofrece una mirada alternativa a los LP influenciados por la lógica de mercado discográfico. Como bien dices no es una obra fácil de "digerir", requiere múltiples escuchas para captar el concepto que subyace a la misma. Aprovecho la oportunidad para preguntarte si tienes pensado incluir alguna obra conceptual del Rock Argentino que podrían entrar en este género y que fueron muy influyentes en su época (por ejemplo, "durazno sangrando" de Invisible, banda liderada por Luis A. Spinetta o algún LP de Serú Girán, llamados los Pink Floyd de Argentina). Abrazo desde Buenos Aires.

Benet Rockfloyd dijo...

Jose_Genesis: Desconozco los grupos de Rock Argentino, pero ya que me citas estos grupos, prometo escucharlos.

Saludos.