LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XCVI): JETHRO TULL 'MINSTREL IN THE GALLERY'




Sea por la razón que sea, Minstrel In The Gallery siempre ha ido por detrás de Aqualung y de Thick As A Brick. El caso es que estos dos son insuperables pero ahí está el octavo disco de Jethro Tull empujando por detrás pidiendo paso. A partir de aquí ya es una pura cuestión de gustos y opiniones. Lo cierto es que Minstrel In The Gallery es una joya se mire por donde se mire, quizás, para mi gusto, por detrás de los que he citado pero a Minstrel... y A Passion Play los coloco en un plano 'casi' paralelo a sus dos grandes obras.




Después de tres obras seguidas: Aqualung, Thick As A Brick y A Passion Play, en 1974 pegan un bajón espectacular con War Child. A partir de aquí parecía que ya todo estaba acabado o que, al menos ya iba a ser imposible volver a los niveles creativos anteriores a aquel año. Cuando ya parecía que se iba al final, van y sacan al año siguiente una obra que llevaba la clara intención de codearse con los mejores discos de la banda. No se si considerarlo como el broche final a una gran etapa o la puerta a una segunda era de obras buenísimas como Songs From The Wood o Heavy Horses, pero el caso es que Minstrel In The Gallery brilla con luz propia y consigue un espacio entre los grandes discos de rock progresivo de los 70.











Para grabar una maravilla de tal calibre se necesitaba una formación de vértigo con una base rítmica ¡ufffffff!!!! que contaba con un batería de la contundencia de Barriemore Barlow y un espectacular bajista como Jeffrey Hammond Hammond (el que aparecía casi siempre como una cebra con un vestido y el mismo bajo a rayas). Luego contaba con John Evan a los teclados y Martin Barre a la guitarra ¡casi ná!!!. Con esta formación, Ian Anderson ya podía hacer lo que le viniera en gana. Personalmente ha sido la formación que más me ha gustado de Jethro Tull. Un line-up perfecto técnicamente y de una contundencia como pocas formaciones.
Pero un disco tan ecléctico como Minstrel In The Gallery necesitaba más músicos, especialmente en la sección de cuerda ya que hay bastantes pasajes orquestados además de momentos folk y rock intenso en bastantes partes del disco. Esa mezcla de estilos, tónica habitual en sus obras de los 70, se conjuga aquí de tal manera que hace que cuando escuchas el disco y ¡imprescindible!, vas al mismo tiempo observando todos los detalles de la increíble y fantástica portada, creas que estás en otra remota época. Tal es el poder evocador de Minstrel In The Gallery, uno de los grandes discos de rock progresivo de la década de los 70.



3 comentarios

José Ramón dijo...

Te doy la razón en todo salvo que warchi ld sea un mal disco. Para mi es mas flojo toó old too rock & roll....
....

Javier de Gregorio dijo...

Seguidor incondicional del grupo, me falta sin embargo este para completar mi colección. Intentaré paliar esta vergonzosa ausencia. Estoy también de acuerdo con la visión que das del "War Child", realmente prescindible.
Saludos,
JdG

Benet Rockfloyd dijo...

José Ramón: War Child no es malo pero sí muy flojo. Personalmente me gusta más Too Old... aunque, desde luego, tampoco lo veo como lo más destacable de la banda.

Javier de Gregorio: 'Prescindible' es el adjetivo correcto.