LOS IMPRESCINDIBLES DEL ROCK PROGRESIVO (XCVII): PINK FLOYD 'THE WALL'



Hablar de The Wall es de lo más difícil que a un servidor le ha podido pasar. Indudablemente, había que introducirlo en esta serie pero, ¿hay algo que no se haya dicho ya del famoso disco de Pink Floyd? Pues, sinceramente, creo que ya está todo dicho. Aunque siempre se puede añadir alguna que otra curiosidad, la verdad es que poco hay que rascar.
Una apreciación personal (de hecho el post va a ser eso) sobre The Wall: ni mucho menos es mi disco preferido de Pink Floyd pero su importancia en el mundo del rock hace obligatorio introducirlo en Los Imprescindibles del Rock Progresivo. 
Pocos discos han estado tan ligados a lo social y lo político como The Wall. Como si una trilogía que empezó con Wish You Were Here y continuó con Animals, The Wall culmina el proceso orwelliano al que Roger Waters era tan proclive.
¿Pero más de uno se preguntará? Es tan bueno The Wall y más comparándolo con otras obras de la banda como Wish You Were Here, Meddle o The Dark Side Of The Moon. Indudablemente se trata de un álbum buenísimo si bien es cierto que, al menos para mí, inferior a los citados. Otra cosa es su importancia tanto visual y temática como musical. Al igual que Tommy es una opera rock de obligada escucha pero, ni mucho menos, lo mejor de The Who.





Con todo, The Wall es uno de los álbumes conceptuales mejores que uno ha podido escuchar. Su temática o mejor dicho, en plural, los temas que trata y cómo los trata, no pueden dejar indiferente a nadie. La relación madre-hijo, la enseñanza, la incomunicación y los totalitarismos están magistralmente expuestos en The Wall convirtiendo a esta obra en uno de los más originales y auténticos discos de rock jamás grabados. 
1979 era un año en que el rock progresivo ya había entrado en franca decadencia. Las grandes obras de Genesis, Pink Floyd, Jethro Tull... formaban parte de la historia y el rock miraba hacia otros horizontes. En aquel entorno no cabía si no que reinventarse y Pink Floyd (o Roger Waters) lo supo hacer como nadie. Lejos quedaban los oníricos sonidos de Meddle o Atom Heart Mother. The Wall abría otra manera de ver la música como ya Peter Gabriel se encargó de hacer en The Lamb Lies On Broodway. Un rumbo mucho más urbano, mucho más crudo y pesado. The Wall como The Lamb... son parecidos en cuanto ambos giraron la mirada hacia otro lado lejos de ensoñaciones de otros mundos. La heroína sustituía al LSD y no se trataba de un cambio de moda o tendencia. Se trataba de algo más.
Como ya dije al comienzo, no voy a detallar The Wall, ni a hacer una disección de cada canción, ni análisis político ni social de su temática ya que hay miles de artículos ya escritos. Tan sólo una opinión: The Wall no es el mejor disco de Pink Floyd pero nadie se tendría que morir sin escucharlo.




8 comentarios

Mr. Thunderstruck dijo...

Un discazo imprescindible y por fortuna Roger Waters hizo una más que merecida y extensa gira hace unos años para conmemorarlo con todo el gran montaje renovado. Saludos!!!

The King Hanrrajan and The Calabnreses dijo...


Hola

Como disco un buen disco y nada más.


Un saludo

Alex Palahniuk dijo...

A mí es un disco que me gusta, sí; pero menos que los que has citado.

Yo quiero que me entierren con Atom Heart Mother, con eso te lo digo todo. Un abrazo, maestro.

Ed Charrúa dijo...

Para mi es una (doble) obra maestra, su mejor disco aunque seguido muy de cerca por otros. No sólo eso, sino que si no es el mejor disco de la historia, al menos está entre los cinco primeros. Saludos

AGUSTIN OLMOS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AGUSTIN OLMOS dijo...

The wall es una obra maestra.Creo que es el mejor disco de la historia del rock progresivo.Roger Waters demostro su enorme talento para componer y David Gilmour su genialidad para hacernos soñar con sus solos de guitarra.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

El punk apretaba mucho, y eso se nota en "The Wall". Diferente, sí, pero tan bueno como "Animals" o "Wish You Were Here".

Saludos, Benet.

Benet Rockfloyd dijo...

Mr.Thunderstruck: Yo estuve en uno de sus conciertos y me encantó. Fue un espectáculo sin parangón.

The King Hanrrajan: No es mi disco preferido de PF pero para mí es impresionante.

Alex Palahniuk: Atom es muy bueno, sin duda alguna. Una obra genial, pero antes me quedo con Meddle, The Dark y Wish, mi trilogía floydiana.



Ed Charrúa: Una obra maestra del progresivo pero para mi gusto hay otros (bastantes) por delante.

AGUSTIN OLMOS: Una obra maestra pero de ahí a ser el mejor... hay otros muchos por delante para mi gusto.

Gonzalo Aróstegui Lasarte: Me quedo con Wish You Were Here.